VILLA SAN CARLOS: UN CALDERÓN PERO DEL LOBO Y VILLERO

Foto: @CAVSCoficial

El apellido Calderón, en las últimas décadas, estuvo muy vinculado a dos entidades platenses. José Luis surgió en Cambaceres hace treina años y brilló en Estudiantes. Ahora llegó el momento para Lucas, el hijo de «Caldera», quien pasó del Lobo a las filas del Villero de Berisso que irá en búsqueda del ascenso a la Primera Nacional.

Su papá descolló en Ensenada para recalar en 1 y 57. Jugó en Independiente de Avellaneda, el Nápoli de Italia, fue campeón de América con Arsenal de Sarandí y con el Pincharrata y hasta vistió la pilcha de la Selección Argentina. Sin embargo, retirado hace bastante, llegó el momento de ver en acción a su descendiente que firmó en Villa San Carlos.

Tras quedar libre en Estudiantes y jugar en la Reserva de Gimnasia y Esgrima, Lucas Calderón tuv algunos minutos en la primera del Basurero sin anotar goles. Ahora podrá mostrar sus habilidades en el Celeste que tendrá doble competencia para el 2020 ya que no sólo arrancará de cero en el Clausura de la B Metropolitana sino que además también competirá en la Copa Argentina.

Al arribo del delantero se le sumó otra buena noticia a Villa San Carlos. La continuidad de su entrenador, Jorge Antonio Vivaldo, clave en lograr el ascenso que los devolvió a la tercera división del fútbol argentino en aquella definición por penales frente a Excursionistas en el Bajo Belgrano. El «Flaco» también tuvo una campaña formidable en el Apertura y buscará no quedarse en el umbral del título para lograr que el Villero vuelva a quedar en la historia jugando una vez más en el escalón previo a la elite del fútbol argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *