LIVERPOOL (ING) 1 – FLAMENGO (BRA) 0: OTRA VEZ EUROPA

Foto: AFP via Getty Images

El Liverpool inglés se llevó el trofeo del Mundial de Clubes tras derrotar al Flamengo por la mínima diferencia. El único gol del partido lo hizo el brasileño Roberto Firmino.

Otra vez, los del viejo continente se alzan con el título. Nuevamente, un equipo europeo derrotó a un sudamericano en la final del Mundial de Clubes y sigue afirmando la supremacía de los de la Champions League por sobre los campeones de la Copa Libertadores. Cabe destacar que de las últimas 13 ediciones sólo el Corinthians pudo llevarse el trofeo venciendo al Chelsea con el recordado gol de Paolo Guerrero.

El partido en líneas generales fue parejo. Sólo en los instantes iniciales de ambas mitades y el tiempo extra y el final de los noventa reglamentarios fue que el Liverpool pudo poner en verdaderos aprietos al Flamengo. Sin embargo, la figura de Diego Alves se impuso por sobre la de los delanteros del conjunto inglés, aunque también ellos marraron varias ocasiones de riesgo.

En tanto, los brasileños tuvieron las suyas a lo largo del match con algunas buenas apariciones de Bruno Henrique y Gabriel Barboza.

Pero parece ser que los europeos hacen la diferencia en los alargues o cuando el partido se esfuma en el tiempo adicionado ya que, al igual que al Monterrey en las semifinales, al Flamengo le ffaltó físico para poder llegar, al menos, a los penales.

Esta vez, el Liverpool lo terminó ganando en la prórroga por un gran pase de Henderson y una excelente habilitación de Mané, quien dejó sólo a Firmino para que el brasileño (que alguna vez posó con la camiseta del Fluminense, rival del Flamengo) pusiera el gol del campeonato.

Y aunque el «Fla» intentó con lo poco que le quedaba de energías, el Liverpool resistió bien y se quedó con la copa sin haber jugado de la mejor manera e incluso teniendo momentos en donde el equipo rival (tanto en este partido como en el de semifinales) lo tuvo al borde del abismo.

Así, el que ahora es considerado el mejor equipo del mundo venció al campeón de la Copa Libertadores y levantó un nuevo trofeo, aunque sin jugar bien y teniendo momentos en los que su rival lo dominaba y merecía algo más que el empate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *