COPA DEL REY: AL MÁLAGA, LO BARRIÓ ESCOBEDO

Foto: @aquihaypelotas

Por: Julian Barona

Cuando un equipo de primera división es eliminado de una copa nacional por uno de la cuarta categoría de su país, es noticia mundial. Así como fue Vélez ante Real Pilar, o Estudiantes de La Plata con Pacífico de Mendoza, anoche le tocó ser eliminado al Málaga de España por el Escobedo trás el 2-0 en la Copa del Rey.

Muchos medios muy reconocidos de la península ibérica lo catalogaron como ridículo, lo cual es totalmente entendible para cualquier aficionado del conjunto que milita en la categoría mas alta del país, pero teniendo en cuenta que es algo que puede sucederle hasta a los mejores, no es tan catastrófico. Aunque no deja de ser llamativo.

En el primer tiempo el Blanquiazul fue el dominador de la posesión, pero como diría el famoso Pep Guardiola, sin dinamismo y velocidad tener la pelota no sirve de mucho, y esto mismo se vio reflejado en el encuentro de anoche, cuando la defensa de los de Camargo fue siempre superior al frustrar cada ataque y aproximación de su rival, al mismo tiempo demostrando una alta superioridad física.

Durante el complemento llegaron las acciones que dejaron con la boca abierta a más de un espectador ya que aunque era previsible, se esperaba una reacción de los andaluces que no llegó. Antes de los 10 minutos Pablo Quintanilla marcó el primer gol de la noche festejado con muchísima efusión por los hinchas locales. Tras esta acción, los dirigidos por Pablo César Bustillo volvieron a guardarse en su campo a esperar los ataques de su oponente y rematarlos de contraataque.

Faltando aproximadamente 5 vueltas al reloj para que se cumplieran los 90 minutos, tras la habilitación de José Carlos, llegó el tanto de Dali que puso el 2-0 y la eliminación para un Málaga que no trae la mejor de las rachas en la Liga, pero que sin dudas sintió el cimbronazo aunque las vacaciones seguramente le sirvan de ayuda para reponer energías y poder encarar lo que resta de la temporada.