TEMPERLEY 0 – FERRO 1: LA ILUSIÓN SE SUBE EN «TOLOZA» Y BAJA EN TURDERA

El invicto de Walter Perazzo y su máquina Celeste tuvo su fin en la última fecha del 2019 tras tropezar por 1 a 0 frente a un Verdolaga que ganó los últimos dos juegos para empezar a olvidarse del fondo de su zona y soñar despierto con una gran pretemporada que les permita mejorar su performance en la segunda parte del campeonato.

Temperley no tuvo el nivel de otros partidos y lo terminó pagando carísimo. Porque si bien quiso ser protagonista y alcanzar a Platense, Atlanta y Estudiantes de Río Cuarto en lo más alto de la tabla de posiciones, también careció de ideas como para darle vuelta un encuentro a Ferrocarril Oeste que lo ganó por pegar primero y afirmarse después en el Alfredo Beranger.

Mauro Cerutti y Nicolás Messiniti forjaban el avance del dueño de casa pero no lograban vulnerar la retaguardia de Andrés Bailo. El Gasolero quería llevarse los tres puntos pero todo se derrumbó a los 19 minutos del primer tiempo cuando el ex Lanús, Boca Juniors y Columbus Crew de Estados Unidos, se inspiró por el costado derecho. Hernán Grana, con su experiencia a cuestas, enganchó, frenó, desbordó, dejó hombres en el camino y pinchó el esférico para el cabezazo de Franco Toloza quien, en el primer palo, batió la resistencia del uruguayo Matías Fidel Castro.

Ganaban los de Caballito por la mínima diferencia y allí, ya con ese score, Jorge Cordon recordó a la perfección cómo había jugado el partido pasado con triunfo del Verdolaga sobre el Deportivo Morón. Por ende, cerrándose en el fondo, apelando a un esfuerzo mancomunado en todas sus líneas, logró que el Celeste no volviese a inquietar con peligro y hasta dispuso de algunos contragolpes gracias a los intrépidos carrileros de ataque como Cristian Bordacahar y Lautaro Torres.

Temperley, que con el paso de los minutos empezó a buscar como sea el empate, se topó con la muralla de Bailo. El invicto empezaba a desvanecerse y quedaba en un sprint glorioso de seis triunfos (cinco al hilo) y dos empates. Ferro, con el 1 a 0, no sólo lo bajó del sueño de la punta sino que además alimentó su ilusión de continuar mejorando para que el pasado quede en el olvido y el 2019 llegue con más triunfos rutilantes como el conseguido en el Teatro de los Sueños de Turdera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*