ARGENTINO (QUILMES) 0 – FÉNIX 3: RESUCITA ENTRE LA YERBA

El Mate y los Cuervos se cruzaron en el estadio La Barranca por la fecha 13 de la Primer B Metropolitana, en un partido en el que los locales tuvieron chances de hacerse al menos con el empate, pero los palos y las increíbles malas definiciones los llevaron a fallan en cada uno de sus ataques y con confianza y espacios, los visitantes supieron aprovechar sus situaciones y ponerse arriba en el marcador para salir del fondo de la tabla y resucitar, no de las cenizas, sino de la yerba mate.

Sólo iban tres minutos de juego, cuando nadie todavía prestaba demasiada atención y Camacho, con la 10 de Fénix en su espalda dribleó con la redonda en su poder hasta unos metros antes de la medialuna del área y al encontrar el espacio, remató con suavidad y poca rapidez al palo izquierdo e increíblemente el arquero Nicolás Angelotti no pudo alcanzarla los Cuervos se pusieron arriba rápidamente.

El Mate comenzó a buscar con mucha insistencia el empate, pero al adelantar mucho su línea defensiva, los delanteros de Fénix constantemente poseían espacios para poder avanzar y lastimar. Así lo hicieron a los 23 del primer tiempo en una veloz jugada en la que Bonfigli se llevó la pelota por la línea derecha, llegó al fondo, enganchó, desparramó al defensor y envió un centro al área recibido por Panzardi quien lo recibió con el pecho y mientras la redonda se dirigía hacia el césped, el delantero armó el remate y la direccionó hacia el fondo de la red.

Diez minutos más tarde, Argentino consiguió un tiro de penal para descontar y comenzar a pensar en el empate, pero a pesar de que el arquero fue en la dirección opuesta, Duarte se pasó por unos centímetros y su remate se estrelló en el poste, el primero de tantos que tendría en esa truculenta tarde para los hinchas.

Ya en la segunda parte, con el equipo completamente volcado a la ofensiva, los de Pedro Monzón tuvieron más de cinco chances clarísimas para descontar e incluso ponerse por encima y quedarse con los puntos, pero los palos, el arquero y el destino influyeron para que la pelota no ingresara en el arco y que la frustración de los futbolistas creciera mucho. Finalmente faltando 10 minutos para el final, en un contraataque, Bonfigli es derribado en el área del Mate, el árbitro cobra penal nuevamente pero esta vez fue aprovechado por el 9 que amplió la diferencia y sentenció definitivamente el encuentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *