INDEPENDIENTE DEL VALLE (ECU) 3 – COLÓN DE SANTA FE 1: VE Y BUSCA OTRA ILUSIÓN

Foto: @Sudamericana

Colón no pudo cumplir su sueño Sudamericano, cayó 3 a 1 ante Independiente del Valle en una Final condicionada por el tremendo diluvio que cayó en Asunción. El Sabalero, acompañado por una multitud, sufrió los primeros dos goles antes y después del párate por lluvia en la etapa inicial. Ya en el complemento, y tras fallar un penal, descontó sobre el cierre y sufrió el tercero totalmente volcado en ataque. Los Rayados lograron una justa corona.

El Estadio General Pablo Rojos abrió sus puertas para recibir la primera Final única en la historia de la Copa Sudamericana. Allí el Club Atlético Colón de Santa Fe llevó toda su ilusión para enfrentarse al Club Independiente del Valle de Sangolquí, Ecuador.

El éxodo Sabalero a la capital paraguaya fue absolutamente emotivo, más de 35 mil personas tiñeron la Nueva Olla de Rojo y Negro. El conjunto de Pablo Lavallén fue local, su público armo una fiesta inolvidable y la presencia de Los Palmeras, leyendas de la cumbia santafecina, la condimentó de forma insuperable.

Pero hablando de condimentos la Final tuvo uno determinante, el temporal que cayó en Asunción. El pitazo inicial del brasilero Raphael Claus estuvo acompañado de una lluvia cada vez más intensa, que en solo 23 minutos condicionó de forma notable el estado del campo de juego, dejando en evidencia al reducto de Cerro Porteño.

Y el trámite se condicionó, la redonda empezó a frenarse en los charcos y todo indicaba una pronta suspensión. Lo que tal vez no se esperaba era un gol, por la poca presencia en las áreas que habían tenido ambos, pero a los veinticinco Cristian Pellerano levantó el tiro libre frontal que Luis Fernando León cabeceó con limpieza en puertas del área chica; la redonda filtró entre las piernas de Leo Burián consumando el uno a cero a favor del Negriazul, vestido de rosa.

Baldazo de agua helada en pleno temporal, con muy poco rompía la Final Independiente, y para colmo cinco más tarde Claus dispuso la inexorable suspensión del juego. 40 minutos después los equipos volvieron a un terreno en mejores condiciones, pero todavía bajo una cortina de agua. Colón intentó ir a la carga aunque Independiente supo lastimar sus espaldas, aunque Wilson Morelo sacó el zurdazo que Jorge Pinos devolvió con alguna duda.

La cosa venía torcida para el Sabalero, y cuando solo faltaban cinco para el descanso el Rayado del Valle atinó una certera contra con la tremenda corrida de Jhon Jairo Sánchez por banda izquierda; el ecuatoriano intentó un centro al medio que desvió levemente en Olivera y terminó metiéndose, nuevamente, entre las piernas de Burián. 2-0.

Al Sabalero le costó reponerse, más allá del tiro desviado del Pulga Rodríguez, y ya en el complemento no encontró claridad, más allá del corazón y el empuje de su gente. Pero cuando más cuesta arriba parecía la escena el Negro se encontró un penal a favor tras una dudosa falta de Landázuri contra Morelo; Claus no dudó en sancionar la infracción, difícil de ver.  

Luis Miguel Rodríguez cobró la factura pero el golero Jorge Pinos le adivinó la intención y volando sobre su derecha devolvió la pena máxima. Pese a que todo lo que podía salir mal le salió mal, Colón no claudicó en su búsqueda sumando atacantes. El Sabalero quedó desprotegido y siempre fue Independiente quien dejó la sensación de estar un poco más cerca de la posibilidad de convertir.

De todas formas la ilusión Negra revivió a segundos de completarse los noventa, Jorge Ortega bajó el tiro desde la esquina izquierda que Emanuel Olivera mandó a guardar con una tijera aérea a centímetros de la línea de gol. 1-2.

Los siete minutos adicionados fueron de nervio, Colón se plantó en terreno rival pero más allá de algún rapto de esperanza no tuvo situaciones decididamente claras para empatar. Lejos de eso Independiente del Valle liquidó, a segundos del final definitivo, Cristian Dájome se metió con balón y todo a la portería desprotegida.

3-1 y final, Independiente del Valle Campeón de la Copa Sudamericana por primera vez en su historia.

Para Colón el recuerdo de una campaña copera para no olvidar, con un memorable éxodo y miles de historias en el viaje a Asunción. Sin duda perdurará también el sinsabor de la posibilidad perdida, pero el fútbol da revancha.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *