CLAYPOLE 1- DEFENSORES DE CAMBACERES 1: EL TAMBO TUVO MALA LECHE, PERO SIGUE EN «CARRERA»

Viernes 8 de Noviembre, 15:30 hs. El Estadio Rodolfo Vicente Capocasa se encontraba expectante de cara a lo que iba a ser la novena fecha del campeonato de la Primera D Metropolitana. La tarde albergaría el choque entre Claypole, y Defensores de Cambaceres, un encuentro que iba a ser vibrante por donde se lo mire.

El local llegaba en busca de encontrar la tan preciada punta del campeonato, para lo cual precisaba conseguir los tres puntos, y esperar que Liniers no ganara el Lunes frente a Juventud Unida de San Miguel. Por su parte «Camba» necesitaba ganar para afianzarse futbolísticamente y abrazar la parte superior de la mitad de la tabla de posiciones.

«Para ser campeón, hoy hay que ganar», así recibía el público local al «Tambo». La ilusión se hacia presente en el ambiente, y se podían respirar aires de tranquilidad y confianza, de parte de los hinchas para con los jugadores del equipo dirigido tácticamente por Roque Drago.

La estética del choque se vió claramente desde los primeros minutos: Claypole proponía con el balón bajo la suela, y el «Rojo» cortaba y salía de contra (con gran determinación y prolijidad, es importante destacar). El local avisó desde el inicio: Carrera y Alfonso le hacían la vida imposible a la defensa rival, a pura gambeta y velocidad, comenzaban a dominar el encuentro.

Se venía el «Tambero»: dos llegadas clarísimas hacían delirar al espectador. Pero no sería hasta los 18 minutos del primer tiempo, que Carrera se haría con las gargantas de todos los hinchas del «blanquinegro», que resonaban en toda la zona sur al ritmo del grito sagrado. Luego de unos reflejos inmejorables del arquero visitante (Alegre), el rebote le quedaría al impecable «10», que definiría con tranquilidad para inflar la red.

Tres minutos mas tarde, en su primera llegada, Ferreira pondría tempranamente cifras definitivas al encuentro: GRAN jugada personal de Samaniego por la banda, que habilitó al número 9 para que lleve a cabo lo que mejor sabe hacer. A partir de aquí, el primer tiempo se planchó durante varios minutos. Hasta que una chilena majestuosa de Carrera le sacó la pintura al poste del arquero visitante, que observaba totalmente vencido por la excelsa definición de la figura del encuentro. Muy cerca, pero no pudo lograr el tanto de la victoria.

Todo aquel frenesí de la primera etapa, no tuvo lugar en el complemento. Claypole salió decidido a buscar la punta del torneo, pero no lo logró, ya que tenía adelante a un Defensores de Cambaceres que forjó una defensa férrea en el segundo tiempo. A puro roce, y a puro sacrificio, el visitante se apropió un punto vital para seguir peleando. Cada vez con menos ideas, se fue desluciendo el frente de ataque del «Blanquinegro»: de mayor a menor durante toda la segunda etapa.

Fue final, 1-1 en el sur, con un empate que no deja a ninguno de los dos con un gusto demasiado amargo: Claypole sumó y sigue en carrera, y el «rojo» comienza un nuevo ciclo con un empate que se obtuvo mediante sacrificio y orden táctico. Buen fútbol en la tarde del Capocasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *