LUGANO 0 – PUERTO NUEVO 0: CALIENTE COMO SOL DE MEDIODÍA

Foto: @InfoClubLugano

No se podía ni respirar porque era roja. Podía ser porque llovió y el vapor hacía del mediodía en Tapiales un evento soporífero. Pero el 0 a 0 entre el Naranja y el Portuario tuvo más de boxeo que de fútbol en una contienda donde, por el reparto de unidades, sendos elencos quedaron con diez puntos y bien alejados de la cima.

Nada que hablar entre Lugano y Puerto Nuevo. Los locales debían recuperarse de la derrota ante Yupanqui en el clásico disputado el martes pasados mientras que los de Campana llegaban al estadio con la ilusión de cantar victoria por vez primera fuera de casa. Y si bien ningún pudo conseguir su objetivo final, la parda tampoco fue vista con malos ojos.

Entraron veintidós y se fueron dieciocho. Más allá de la camiseta en homenaje a Matías Basualdo por los doscientos encuentros defendiendo la pilcha del Naranja, ni los de Blas Viedma ni los hombres de Carlos Pereyra supieron entretener desde lo futbolístico a los presentes en el José María Moraños.

Felipe Viola mostró la primera cartulina colorada a los 34 del capítulo inicial. El dueño de casa se quedaba con diez jugadores y un histórico como Pablo Vielma empezaba a ver todo desde atrás del alambrado. Sin embargo todo se desmadró sobre el epílogo cuando Alexis Vasconcellos por el local y Raúl Colombo en la visita también marcharon rumbo a las duchas. La calentura no terminó ahí. Y en el descuento, el Portuario acabó con nueve por la roja a Orlando Sosa que derivó en otra trifulca digna de un final calentísimo.

Mucha rosca, demasiada pelea pero nada de goles. Eso sí, cuatro jugadores dejaron la cancha antes que termine en un cotejo que será recordado por lo que se luchó y que el 0 a 0 calificó tanto a Lugano como a Puerto Nuevo que necesitan dar vuelta la página el fin de semana siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *