GIMNASIA (LP) 0 – ESTUDIANTES (LP) 1: FUERA DE SU JURISDICCIÓN

Foto: Pablo Cuarterolo

El envión Maradoniano no fue suficiente para torcer la historia reciente del Clásico Platense, Estudiantes Pinchó la ilusión Tripera y lo derrotó por la mínima en el Bosque. El León bancó el entusiasmo de un rival impreciso y golpeó en el arranque del complemento con el golazo de Mateo Retegui, estirando a quince los partidos sin caer ante su clásico rival.

Impresionante marco en el Estadio Juan Carmelo Zerillo, allí donde un multitud recibió al Club de Gimnasia y Esgrima La Plata ante el Club Estudiantes de la Plata en una nueva edición del Clásico Platense. Ambos venían en ganador, el Tripero de Diego Armando Maradona había logrando un tremendo 4-0 frente a Newell´s en Rosario mientras que el Pincha, conducido por Gabriel Milito, había goleado a Rosario Central en segunda victoria al hilo.

El duelo fue intenso, friccionado y sin demasiada fluidez con la pelota. En este contexto Gimnasia dejó mejores sensaciones y generó una clara situación con el cabezazo que Leandro Contín sacó pegadito al hierro izquierdo de Mariano Andújar.

El Pincha creció durante el último cuarto de hora y sacudió la modorra ofensiva con un par de apariciones de Manuel Castro, en la más nítida Alexis Martín Arias cortó a puro reflejo. El cierre de la etapa estuvo condimentado con picante, un encontronazo entre Lucas Litch y Gastón Fernández generó el encontronazo de la Gata con el mismísimo Maradona, quien lo increpó tras el pitazo final.

Ya en el complemento Gimnasia intentó quemar naves desde el arranque y de movida perdió su mejor oportunidad en toda la tarde. Matías García rompió por vértice izquierdo del ataque local y sacó el centro bajo que ubicó a Leandro Contín en pleno punto penal; el correntino abrió el pie y la tiró a cualquier lado, cuando tenía todo el arco a disposición sin marcadores encima.

Y para colmo Estudiantes logró la ventaja de forma inmediata, entre Gastón Fernández y Mateo Retegui armaron una gran jugada asociada que culminó con el joven atacante acomodándose en la medialuna y sacando un formidable derechazo que explotó a puro veneno entre la volada de Martín Arias y su hierro izquierdo. Golazo Pincharrata, golpazo Tripero, que segundos antes había perdido una opción insólita.

Tras el gol el partido cambió, Estudiantes ganó aplomo y tomó las riendas, aún sin dominar la tenencia del balón. Gimnasia fue con su orgullo, pero sin orden y sin aquello que careció durante el juego entero: precisión.

Lo corto del resultado mantuvo la expectativa hasta el pitazo final, pero en retrospectiva el Lobo se movió lejos de la posibilidad de igualar. Fue final y triunfo Pincharrata, trabajado y en definitiva merecido.

El Pincha estiró a quince su racha de juegos sin perder con Gimnasia, a lo largo de nueve años. Estudiantes ganó su tercer duelo al hilo, suma 19 unidades y le sacó 13 a Patronato, a esta hora el peor promedio de los que dividen por su misma cantidad de partidos. El próximo viernes recibirá a Talleres de Córdoba, en lo que sería su último duelo como local en el Único.

El Lobo en tanto sufrió un golpe duro, cortó abruptamente el envión logrado en Rosario y terminó perdiendo un partido en el que tuvo opciones para anotar. Gimnasia se mantiene como el peor promedio de la temporada, en descenso junto a Aldosivi y Central Córdoba; entre los que dividen por su misma cantidad de partidos, Patronato le saca 8 con un partidos menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *