NUEVA CHICAGO 0 – ALVARADO 1: TORITO MAL, TORITO BIEN

Por vez primera en esta segunda división, el Torito marplatense cosechó dos victorias al hilo. Tras el gran triunfo en La Feliz ante Estudiantes de Río Cuarto, los hombres de Juan Pablo Pumpido se impusieron por 1 a 0 sobre el Torito porteño en el República de Mataderos. La silbatina fue el telón para el Verdinegro que aún no cantó victoria en lo que va de la temporada.

Otra floja performance de Nueva Chicago desató la furia de su entrenador, Rodolfo De Paoli, y le permitió a Alvarado sumar de a tres para empezar a olvidarse, por un buen rato, de los puestos de descenso en esta Primera Nacional. El tanto de una de las figuras del certamen, Germán Rivero, bastó para que los de la costa atlántica pudiesen sonreír ante un rival que tuvo ideas en el capítulo inicial y desapareció por completo en el restante.

A los 3 minutos de iniciada la contienda lo tuvo el dueño de casa con un cabezazo de Alex Cossi que halló una gran respuesta de Emanuel Bilbao. Por la misma vía, pero cuando iban 8, la visita abrió la cuenta en el noroeste porteño gracias a la palomita de River que se tornó inatajable para Agustín Silva. El 1 a 0 acompañaría a ambos hasta el epílogo pero eso no quitó que el local, empujado por su gente, tuviese oportunidades que no supo concretar para volver a ponerse en juego.

Bilbao volvió a ser clave para taparle con un manotazo un fortísimo remate a Gonzalo Vivas y para contenter un bombazo de Axel Juárez. Cuando faltaban cinco para irse al descanso, el ex Racing, Valentín Viola, dilapidó una gran oportunidad al tener la parda en sus pies dentro del área chica pero, inexplicablemente, definir bastante alto.

En la complementaria, el Alva trabajó a la perfección los contragolpes llevando mucho susto pero sin lograr sus objetivos. El Verdinegro, con la pelota en su poder, recibió las quejas de su gente ante la carencia de ideas y lo poco que pudo hacer el otrora Deportivo Maipú y San Lorenzo de Almagro, Santiago González, quien desde el banco de suplentes fue la carta más interesante que tuvieron los dirigidos por De Paoli en la contineda.

Nueva Chicago sumó su décimo encuentro sin triunfo en la temporada, quedó último en su zona de la Primera Nacional, y el fin de semana con elecciones le servirá para mejorar demasiado de cara a lo que se viene. Alvarado, con más oxígeno, ganó 1 a 0 y empezó a asentarse en la divisional con buenas individualidades y sabiendo que podrá hacerle frente al rival que se le venga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *