BANFIELD 1 – ATLÉTICO TUCUMÁN 2: MALOS «DÍAZ» PARA EL TALADRO

La sexta derrota en diez presentaciones volvió a poner en jaque al Taladro dentro de la tabla de los promedios. Una floja labor defensiva en el primer tiempo, y una mano de Luciano Lollo que se fue expulsado en la complementaria, le permitieron al Decano triunfar en Peña y Arenales por 2 a 1 para empezar a trepar peldaños en esta Superliga que está para cualquiera.

Pagó caro Banfield una serie de desatenciones en la retaguardia. En la primera que tuvo Leandro Díaz, el ex Huracán perdonó al dueño de casa. En la siguiente, claramente no. Así, Atlético Tucumán, valiéndose de obsequios ajenos, se ponía en ventaja en el sur del Gran Buenos Aires.

La respuesta del conjunto dirigido por Julio César Falcioni llegó antes de la media hora. Agustín Urzi, que había ingresado del banco de suplentes reemplazando a Matías Moya por lesión, picó al vacío aprovechando un enorme hueco que los de Ricardo Zielinski habían dejado en el flanco izquierdo. El joven canterano desbordó, mandó el centro, la redonda se desvió en Marcelo Ortíz, descolocó al otrora Platense, Alejandro Sánchez, y besó las redes para estampar el 1 a 1.

Con la parda, el dueño de casa empezó a acomodar sus ideas y fue más que su rival en las situaciones netas generadas. En la segunda mitad, Junior Arias de cabeza tuvo tuvo para torcer la historia pero no tuvo puntería. Más tarde, Julián Carranza, en una ocasión inmejorable, abrió mucho su remate y dilapidó un mano a mano que, en lugar de colgarla de un ángulo, fue a parar al alambrado.

El Taladro llegaba pero no lastimaba y, la máxima futbolera, se cumplio en el Florencio Sola. Mano de Lollo para cortar un avance y doble amarilla para el ex Racing. Los de Falcioni debían aguantar, resignarse al proyecto ofensivo y justo antes del tiro libre, el DT metió un zaguero para reforzar la retaguardia. Sin embargo, Fabián Monzón le pegó por abajo con un misíl y el «Coco», Esteban Conde, no pudo contener el disparo que acabó dándole el triunfo al Decano.

Si Banfield no cayó aún en descenso directo fue porque perdieron Patronato y Rosario Central. Ante la Academia, el miércoles 30 de octubre, rendirá un duro examen para empezar a sacar la cabeza del fondo. Atlético Tucumán volverá a ser juez en la tabla de los promedio porque recibirá al Patrón, y allí buscará su tercera victoria al hilo en esta Superliga después de un doble 2 a 1 que le permitió enderezar el rumbo en la elite del fútbol argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *