COREA DEL NORTE – COREA DEL SUR: MÁS QUE 90 MINUTOS

Gentileza: AP News

Corea del Norte recibirá a Corea del Sur en el marco de la cuarta jornada para las Eliminatorias asiáticas rumbo a Qatar 2022. No serán sólo 90 minutos dado que, por primera vez de carácter oficial y bajo el régimen de la FIFA, los norcoreanos recibirán a sus pares del Sur. En estas líneas repasaremos que aconteció en los duelos previos.

El destino y el fútbol quiso que Corea del Norte y Corea del Sur sean equiparados en el mismo grupo en sus caminos a Qatar 2022. Mañana, desde las 5:30 de nuestro país, las coreas chocarán en Pyongyan en el marco de la cuarta fecha para la Zona H, donde ambos son líderes con puntaje ideal.

Sin embargo, el duelo que se llevará a cabo en el Estadio Kim II-Sung no pasará desapercibido dado que, por primera vez de carácter oficial, Corea del Norte oficiará de local en su tierra natal ante los del Sur, donde anteriormente se había negado para no reproducir el himno de rival ni colocar su bandera.

Claro está que la historia entre ambas naciones va mucho más allá del terreno de juego. Disputa política con guerras que se han cobrado millones de muertes generaron que el encuentro de los del Norte con los del Sur no pueda ser tomado a la ligera, ni siquiera para un simple partido de fútbol.

Para un mejor contexto histórico, repasá esta nota de Vermouth Deportivo

Yendo al repaso de lo futbolístico, la historia marca que en selecciones Masculinas se han visto un total de 17 veces incluyendo amistosos y encuentros clasificatorios a Copas del Mundo, Copas de Asia y Copa asiática del Este con ocho victorias para los del Sur, ocho pardas y solamente un triunfo del Norte.

La particularidad más grande radica que, de esos 17 cotejos, tan sólo uno se desarrolló en suelo de Corea del Norte, sucediendo en 1990 bajo un amistoso pro-unificación y por la paz entre ambas naciones. Aquel 11 de octubre, los locales se impusieron 2-1 en Pyongyang.

Anteriormente se habían enfrentado en cuatro ocasiones pero en terrenos neutrales, empatando 0-0 en Bangkok en 1978 por los Juegos Asiáticos y con tres victorias del Sur ocurriendo en 1980 en Kuwait por 2-1 en el marco de Copa Asiática, 1-0 en Singapur durante 1989 por la Clasificación al Mundial 1990 y 1-0 en 1990 en Beijing por la Copa Dinastía.

Continuando a aquel amistoso de Pyongyan, las Coreas volvieron a chocar en Seúl el 12 días después concluyendo con triunfo para los sureños por 1-0. Dos años después, nuevamente se enfrentaron en Beijing por la Copa Dinastía igualando en uno, y por última vez durante el Siglo XX, en Doha por la Clasificación al Mundial 1994 con paliza del Sur por 3-0.

En el nuevo milenio, las naciones en cuestión recién se volvieron a ver las caras durante 2005. En el marco de la Copa asiática del Este, desarrollada en Corea del Sur, los anfitriones igualaron sin goles ante sus rivales en el Estadio Jeonju y con casi 28.000 almas de testigos.

Diez días después de aquel juego, los seleccionados se reunieron en Seúl para llevar a cabo un amistoso por iniciativa de un ministro para celebrar el 60° aniversario de la liberación de Corea de Japón. Ese 14 de agosto, los del Sur golearon con autoridad por 3-0.

En 2008 volvieron a enfrentarse por la Copa asiática del Este, empatando 1-1 en China, para luego entrar en los años más curiosos y extraordinarios de esta historia: la Clasificación para Sudáfrica 2010 los reunió en el mismo Grupo por lo que ambos debían obrar tanto de local como de visitantes.

El primer encuentro debía disputarse el 26 de marzo de 2008 con Corea del Norte como local. Sin embargo, las autoridades norteñas se negaron a colocar la bandera de los sureños en su Estadio así como también reproducir el himno. Al ser requisitos obligatorios por la FIFA, la localía se trasladó a Shanghai. El duelo concluyó sin goles al igual que el disputado en Seúl el 22 de junio.

Para colmo, ambas finalizaron en los primeros lugares del Grupo compartido por lo que avanzaron a la siguiente ronda donde, otra vez, debieron compartir Zona. Y otra vez los del Norte se negaron a recibir a los del Sur en su terreno por lo que volvieron a jugar en Shanghai, empatando 1-1.

Tiempo después debieron volver a medirse con Corea del Sur como local, imponiéndose por 1-0 en Seúl bajo la mirada de 48.000 hinchas. Tras el juego, los perdedores denunciaron que los anfitriones les habían envenenado la comida con el fin de perjudicar su rendimiento. Más allá del reclamo, ambas lograron clasificarse al Mundial de Sudáfrica 2010 teniendo a ambas como representantes del continente por primera y única vez, hasta la fecha.

Posterior a esos cotejos volvieron a chocar en dos oportunidades por la Copa asiática del Este desarrolladas en China durante 2015 (empate 0-0) y en 2017 en Japón (victoria 1-0 para los del Sur). Ahora, llegó el momento que vuelvan a verse bajo el régimen de FIFA en las clasificaciones de Qatar 2022.

Sin lugar a dudas, no serán solamente 90 minutos. Corea del Norte aceptó reproducir el himno de los del Sur así como también colgar su bandera, por lo que será anfitrión en Pyongyan, su capital. Llegó el momento de dar un mensaje de tolerancia y respeto que, a pesar de las diferencias, puede volver a darse con el fútbol como excusa. Desde las 5:30, las Coreas jugarán más que un partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *