AUSTRIA 3 – ISRAEL 1: CON LÁZARO, LOS LOCALES SE LEVANTARON Y ANDUVIERON

Foto: @UEFAEURO

El Equipo Maravilla reaccionó a tiempo y le dio vuelta la historia a los Azules y Blancos en Viena. Los hombres del alemán Frank Foda festejaron el 3 a 1 y quedaron en el segundo lugar del grupo G que lidera Polonia y que entrega dos pasajes directos para la Eurocopa 2020.

Israel ganaba en el viejo continente y se ilusionaba a más no poder porque quedaba como escolta del puntero junto a Macedonia y Eslovenia. Sin embargo, Austria se puso la responsabilidad sobre los hombros y dejó sin nada a los conducidos justamente por el austríaco que fue parte del plantel del Mundial de Italia 90, Andreas Herzog.

Pasada la media hora inicial, los asiáticos abrieron la cuenta para la sorpresa de los locales. Eran Zehavi colgó un lindo remate del ángulo superior derecho de la cueva defendida por Cican Stankovic. El 1 a 0 era un baldazo de agua fría que sólo lo celebraba Polonia viendo como todos sus perseguidores se sacaban puntos entre sí.

Austria encontró, antes de irse a los camarines, el empate y eso fue clave para que la complementaria fuese otro partido. A los 41 minutos del capítulo inicial, el mediocampoista del Inter de Italia, Valentino Lázaro, recibió un pase de Marco Aranautovic y con un toque sutil batió la resistencia de Ofir Marciano. Con la parda, Israel no pudo ser ese temerario rival que puso en jaque la victoria para los de Foda.

A los 10 minutos de la segunda parte, Martin Hinteregger demostró toda su experiencia adquirida en el fútbol de Alemania para matar la bocha en el corazón del área grande y no perdonar a su oponente. La derrota de los Azules y Blancos se consumó cuando Marcel Sabitzer sacó un zapatazo a la altura de la medialuna que se desvió en un rival, descolocó al guardameta y cuando el reloj marcaba 43 del capítulo final ya no tuvo más remedio en Viena.

Israel, dentro del lote de perseguidores que quieren el segundo pasaje a la Eurocopa, fue el que peor quedó parado en esta séptima fecha de eliminatorias. Austria, con el empate de Lázaro justo a tiempo, se levantó y anduvo por el camino de la victoria para festejar el 3 a 1, quedar como único escolta de Polonia y llegar con un poco más de aire a su próximo compromiso contra Eslovaquia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *