BOCA UNIDOS 2 – SPORTIVO BELGRANO 1: ANTONIO, EL DEMONIO CORRENTINO

Foto: República Aurirroja

Por Juan Pablo Riquelme – @JuampiR08

Con Antonio Medina como protagonista de la película, Boca Unidos venció 2 a 1 a Sportivo Belgrano y sumó su segunda alegría en fila, tras elimer triunfo en Sunchales. Martín Fabro abrió la cuenta, lo igualó Francia con un polémico penal y el «Tony» terminó de convertirse en figura con un golazo.

El Aurirrojo llegaba a este partido con el desafio propio de salir victorioso después de no encontrarle la vuelta al planteo del primer partido como local contra Crucero del Norte. Entonado por la victoria ante Unión, volvió a pisar fuerte en el área rival y en líneas generales se llevó merecidamente los tres puntos.

La primera fue para José Vizcarra que quedó mano a mano con Mauro Priotti tras un pase filtrado. El «Chino» llegó a puntearla pero el arquero estuvo rápido de reflejos. Y cinco minutos más tarde, el primer grito del partido con una perfecta triangulación que comenzó Vizcarra, cediendo atrás a Martín Fabro, quien de tres dedos hizo volar la pelota hacia el sector derecho. Apareció Medina, que enganchó dos veces para dejar pagando a Daniel Abello y mandó el buscapié al medio, donde primero apareció el «Chino» pifiando el remate, pero atrás Fabro pisó el área chica y disparó frente al arco.

Con el gol a favor, el elenco de Daniel Teglia manejó la pelota con tranquilidad y la visita solo dependía del manejo de su «10» Juan Pablo Francia. Incluso a los 11′ de la primera parte, un entonado Vizcarra mandó el centro para Fabro, dos que se combinaron bastante en la tarde correntina. «Tincho» le dio de primera y mandó la pelota por encima del horizontal de Priotti.

El tridente completado por Medina le dio buenos momentos de fútbol al conjunto local. Otra vez la situación de peligro iba a ser para los de rojo y amarillo, en esta oportunidad en los pies de Gabriel Morales, que avanzó metros y remató cruzado luego de no ser interceptado por los defensores de La Verde. La pelota tenía destino de red, pero Priotti se lució y despejó hacia su derecha.

Hasta allí, todo o la mayoría era del dueño de casa porque Sportivo solo podía incomodar con jugadas aisladas o una «guapeada» del imponente número 9, Wilson Palacios Hurtado. Los correntinos se fueron al descanso con la sensación que la ventaja podía ser más grande, y la visita con la ilusión latente porque todavía estaban en juego.

Y así fue que pasaron tan solo dos minutos del complemento y en una confusa jugada, el juez tucumano Nelson Bejas cobró la pena máxima tras la barrida de Leonardo Baroni. Todos en Boca Unidos acusaron que el capitán solo llevó la pelota y hasta consultaron cuál había sido la infracción. Lo cierto es que Francia envió remate cruzado, el debutante Christian Martínez adivinó su intención pero no llegó y el «10» emblema de los cordobeses marcó el empate.

Fue un «baldazo de agua fría» porque todo empezaba de cero para los de Teglia, sumado al factor del tiempo que cada vez influía más con el paso de los minutos. Para colmo, tuvo que reemplazar a Martín Fabro por una molestia en el dedo del pie y perdió un hombre importante de mitad de cancha hacia adelante. A los 13′, Fernando Catube pudo dar vuelta la historia pero con lo justo llegó a cortar Ronald Huth.

Respondió Boca Unidos con una pelota que encontró en el área «Gabi» Morales, pero esta vez quien interceptó fue Pablo Mattalía, defensor visitante. Y a los 20′, otra vez Morales recibió un centro pasado de Vizcarra y solo frente a Priotti le pegó a quemarropa y rebotó sobre la humanidad del arquero. El Aurirrojo seguía avisando que no quería volver a perder los dos puntos en casa.

Hasta que a los 22′, una genialidad de «Tony» Medina tras la asistencia de Morales volvió a provocar el delirio de toda la gente presente en el Leoncio Benítez. El chaqueño dejó atrás a su marca, levantó la vista y con lanzó un balón endemoniado que se metió por encima de Priotti y acariciando el ángulo del poste izquierdo.

El gol de Medina volvió a planchar el partido porque fue inesperado sobre todo para los conducidos por Cristian Domizi. El DT cordobés mandó a la cancha a Enzo Avaro y Daniel Balmaceda para buscar el todo por el todo, pero solo insinuó en el arco muy bien defendido por Martínez, a quien no le pesó el debut como titular de local. Fue Cristian Belucci el que tuvo en sus pies el empate, pero la pelota salió apenas arriba del travesaño.

El final de Bejas decretó la segunda victoria al hilo para los de la Ribera, que de a poco va marcando una identidad propia, la de pisar con muchos hombres el área y defender en bloque en el retroceso. Los dos últimos partidos le permitieron llevar a cabo su plan, y los de Teglia no defraudaron. Ahora tocará salir a la ruta nuevamente, para visitar a Gimnasia y Esgrima de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, el próximo fin de semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *