ARGENTINO DE QUILMES 2 – ACASSUSO 1: YERBA CON PALO

El Mate volvió al triunfo y trepó un par de peldaños en la tabla de posiciones de la Primera B Metropolitana tras vencer por 2 a 1 al Quemero en Alsina y Cevallos. El conjunto de Pedro Monzón tuvo chances para ampliar la diferencia pero el palo le dijo que no mientra que, en el costado opuesto, otro poste también le negó la alegría a los dirigidos por Mariano Moramarco que dilapidaron un tiro desde el punto penal.

Sexta fecha al hilo sin triunfos para Acassuso que cortó una seguidilla de cinco empates consecutivos con una derrota en La Barranca. Argentino de Quilmes, por su buena iniciativa y por algunos interesantes pasajes, cantó victoria en su casa para regalarle a su público la primera alegría en condición de local dentro de lo que ha sido su regreso a la tercera categoría del fútbol argentino.

Salió con todo el Mate y por eso mismo se encontró con dos goles antes de la media hora inicial. El pressing ofensivo del ex Racing y Banfield, Lihüé Prichoda, sumado al gran trabajo de Brian Duarte, fueron claves para que el dueño de casa pudiese darle una dura estocada a su oponente. Este último, abrió la cuenta a los quince minutos cuando se encontró con una pelota en el rectángulo mayor y la empaló con violencia para batir la resistencia del otrora Victoriano Arenas, Augusto Vantomme.

Argentino de Quilmes ganaba 1 a 0 pero no se conformaba con tan escueta diferencia. En su mejor momento, Duarte mandó un centro desde la banda izquierda. La redonda viajó a media altura pero Braian Chávez se encargó de darle mejor dirección cuando la peinó y la colgó del ángulo más lejano de Acassuso. Moramarco, en el afán de dar un golpe de timón, metió mano en el equipo y rápidamente mandó a la cancha a Damián Salvatierra para ganar en peso ofensivo.

Con toda la complementaria por delante, fueron los de San Isidro los que saliron a buscar el descuento. Cuando iban 25, Salvatierra lo tuvo en sus pies gracias al penal que sancionó Javier del Barba. Sin embargo el centrodelantero estrelló su remate en el palo. Cinco minutos más tarde, cuando el susto para el local ya había pasado, el poste volvió a ser protagonista en el sector opuesto de la cancha negándole a Agustín Graneros lo que hubiese sido el tanto que le bajaba la persiana a la contienda.

El Quemero descontó cuando se jugaba tiempo extra. Emanuel Grespán empujó un envío aéreos desde la derecha y dejó a su equipo a tiro del empate. Con mucha voluntad, la visita fue a buscar la parda y a los 48, Alejandro Gutiérrez estuvo cerca de lograrla pero su cabezazo fue directamente a los guantes de un viejo conocido para los de Boulogne como Nicolás Angelotti. Así, el Mate, suspiró aliviado sabiendo que los tres puntos se quedaban en casa.

Argentino de Quilmes gozó con el penal dilapidado en el palo por su rival para aguntar hasta el epílogo con la diferencia de dos goles. Acassuso, que perdió 2 a 1, encontró su paz en el remate de Graneros que dio en el poste y que los hubiese dejado sin ánimo para ir a buscar la igualdad. Y a pesar que no le alcanzó para llevarse un poroto hacia el norte, también dejó en claro que no se entregará tan fácil en los momentos más duros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *