HURACÁN 0 – ATLÉTICO TUCUMÁN 0: ¡OSSOOO!

Uno de los comediantes más famosos de finales del siglo pasado ha sido Leo Rosenwasser y su famoso «ossooo» que popularizó en Videomatch. Más de dos décadas después, en el mediodía de Parque Patricios volvió a ser protagonista. Porque mientras los hinchas cantaban por un telón que Tinelli le había regalado al Ciclón y palpitaban el clásico que se avecina, el Globo y el Decano empataron 0 a 0 con situaciones a las cuales el gol les hizo «ossooo» sumadas a una formidable actuación del «Oso», Alejandro Sánchez, que privó al Quemero de festejar su segunda victoria al hilo.

Huracán llegaba a este encuentro con el dulce sabor de haberse reencontrado con la victoria la fecha pasada. El panorama para Atlético Tucumán era menos alentador ya que arribaba a Parque Patricios con dos tropiezos en fila pero además sabiendo que, en condición de visitante, los hombres de Ricardo Zielinski cosecharon hasta ese entonces cero unidades de nueve posibles.

Desde el arranque, el Quemero salió a buscar el triunfo. Sin ser punzantes, Norberto Briasco falló en una palomita y, en la jugada siguiente, Rodrigo Gómez probó con un tiro libre que encontró bien parado al «Oso» Sánchez. Antes del cuarto de hora, el ex Platense, le ahogó el festejo a Fernando Coniglio que cabeceó fuerte y de pique al suelo con destino de red.

Atlético Tucumán recién arrimó con algo de peligro a los 19 del primer tiempo tras un centro del otrora Racing, Augusto Lotti, que Javier Toledo conectó de cabeza y encontró bien parado a Antony Silva. El resto fue de Huracán que antes de la media hora inexplicablemente dilapidó la apertura del marcador con un remate cruzado de Juan Garro que no llegó a empujar Coniglio. Y, cuando iban 33, Ariel Penel, de flojo arbitraje, le anuló mal una conquista al dueño de casa por offside. Hasta el juez del encuentro y sus colaboradores se burlaban con el famoso «ossooo».

La complementaria no tuvo el ritmo del capítulo inicial. El Globo contó con una gran oportunidad de pelota parada. Un tiro libre en los pies del «Droopy» Gómez tenía buen olfato en el Palacio pero el ex Quilmes no pudo repetir la diana del fin de semana pasado. Gran pegada pero el palo derecho del «Oso» Sánchez le hizo la gran Leo Rosenwasser. Y como si faltase un «ossooo» más en Parque Patricios, en la última del partido, Silva tenía la pelota atenazada en sus guantes pero salió corriendo a protestarle al árbitro no sólo ganándose la amarilla por salir de su rectángulo de resguardo con el balón en sus manos sino que también dándole una chance de notable peligro al Decano. Fabián Monzón ejecutó la infracción y el golero paraguayo respondió con creces para evitar lo que hubiese sido la injusta caída de su valla.

Atlético Tucumán, que sumó su primer punto en condición de visitante en lo que va de la temporada, hizo poco pero sonrió con la unidad cosechada en el Ducó. Huracán, no pudo con el «Oso» Sánchez, ni con el arbitraje y tampoco con su falta de efectividad. Por eso mismo el 0 a 0 saludó a los dos equipos. O mejor dicho… les sacó la mano y les hizo «ossooo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *