SACACHISPAS 1 – FLANDRIA 0: EL REGIMIENTO DE PATRICIOS

Una formidable actuación de Joaquín Mendive, prodcuto de la cantera del Quemero, y una descollante participación de Moustapha Ngae A Bissene que también tuvo un paso por las inferiores del Globo, le dieron la victoria al Lila por 1 a 0 frente al Canario en un partido con tintes de batalla. Garra, entrega, valores y mucha ayuda colectiva le permitieron al equipo de Gabriel Rinaldi mantenerse en pie ante las invasiones de los descendientes de los Flandes que quisieron llevarse algo de Villa Soldati y no pudieron.

Fue un partidazo digno de los sábados de ascenso en la República Argentina. Por momentos una cuota de fútbol pero también con pasajes rústicos, piernas fuertes, reclamos por doquier y dos tarjetas coloradas para Sacachispas que le pusieron dramatismo al final del pleito. Flandria agotó todas las vías para acceder al empate pero se encontró con una muralla bajo los tres palos que los privó de quedar al menos con un poroto para endulzar su regreso a Jáuregui.

El pleito fue levantando temperatura y dejó atrás las mesetas intrascendentes de algunos pasajes más dignos de otras épocas de la B Metropolitana que de la actual donde todos juegan por algo. A los 6 minutos el Canario tuvo el primero cuando Francisco Nouet se filtró entre los centrales y fusiló a Mendive que achicó y atoró con creces. En la contra lo tuvo el dueño de casa con un zaptazo de Ngae A Bissene que se fue ancho.

Sacachispas volvió a arrimarse promediando el cuarto de hora con dos intentos de Rodrigo Brandán que fueron bien intencionados pero mal direccionados. La respuesta de Flandria llegó recién cuando iban 31 y encontró nuevamente a su guardameta como pieza fundamental de la tarde para inclinarse hacia su derecha y desviar un misíl de Manuel López que buscaba colarse de la ratonera. De ese córner, llegó una contra favorable para los de Rinaldi que el camerunés pudo liquidar para quedar en los anales del fútbol argentino pero su disparo fue bloqueado para que más tarde Exequiel Santagati no le acierte a los tres palos con su bombazo.

Se apagaba la primera mitad, los roces ya eran moneda corrientes y el dueño de casa sacó provecho de una infracción en la puerta del área grande. Federico Martínez probó directo al arco, Yair Bonnín dio rebote, y Ngae A Bissene capturó el esférico en la puerta del área chica para vencer al ex portero de Gimnasia y Esgrima La Plata. Emoción para el africano, delirio del público, y el sueño claro de ponerle fin a una racha adversa de cuatro derrotas consecutivas y una temporada en la cual tenía dos puntos de veintiuno posibles.

El Lila quiso, en el inicio de la complementaria, bajarle la persiana aprovechando un descolorido planteo del conjunto rival. El autor del gol tuvo un cabezazo a la altura del punto penal que se fue ancho y después Martínez sacó un lindo disparo que se perdió por línea de fondo. La más clara para los locales para ampliar la diferencia llegó a los 22 minutos cuando Brandán remató cruzado y la caprichosa se fue besando el palo izquierdo de Bonnín. Sin embargo, el Canario se despertó y la tarde empezó a convertirse en una jaqueca para el dueño de casa.

Di Bastiano expulsó por doble amarilla a Eduardo Dos Santos. Los de Villa Soldati debían aguantar el triunfo con un hombre menos y, el elenco de Jáuregui, se volcó definitivamente al ataque. Alejandro González probó de media distancia y Mendive se esforzó para mandar la pelota al córner. De ese tiro de esquina llegó el gran remate de Luca Zárate que se colgaba de un ángulo hasta que aparecieron las manos del ex Huracán para mandar la número cinco por línea de fondo.

El Canario tuvo un tiro libre parecido al que contó el Lila para abrir la cuenta pero la diferencia estuvo en que el arquero local volvió a brillar para opacarle el remate a González. Si algo le faltaba a los de Rinaldi para continuar con el sufrimiento era que el juez no sólo adicionase cinco minutos sino que además mostrase la segunda cartulina colorada de la jornada cuando mandó a las duchas a Franco Perinciolo por una durísima entrada cuando el otrora Comunicaciones recién llevaba nueve minutos en la verde gramilla.

Flandria buscó por doquier la igualdad, el reloj consumía sus esperanzas, pero en la última pudo conseguirlo cuando Cristian Zone intentó sorprender a Mendive que, algo adelantado, igual respondió con creces. Los ex Huracán fueron el Regimiento de Patricios para que Sacachispas pudiese defender su honor, presentar batalla en la categoría, ganar 1 a 0 y cortar la racha nefasta con una entrega inconmensurable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *