ALVARADO (MAR DEL PLATA) 1 – ATLANTA 2: BOHEMIO ESCOLTA

Atlanta demostró que quiere ser protagonista, y que no es casualidad su buen arranque en este torneo de la Primera Nacional. En Mar del Plata visitó a Alvarado y lo derrotó por 2 a 1 para quedar como el único escolta de Estudiantes de Buenos Aires en la Zona A. Walter Mazzanti y Fabricio Pedrozo anotaron los tantos para los de Alejandro Orfila mientras que Germán Rivero había marcado la paridad transitoria para el Torito, que terminó con 10 por la expulsión de Santiago Giordana.

Se enfrentaban dos equipos con realidades diferentes en esta segunda división del fútbol argentino. Por un lado estaba el dueño de casa, que se encontraba en la parte baja de la tabla, y necesita empezar a despegar para escapar de esa última posición de descenso. En frente estaba el Bohemio, con un andar regular, y que quería los tres puntos para acercarse al puntero del campeonato.

El primer tiempo comenzó siendo parejo, aunque con la visita siendo más punzante. En la primera clara, Mazzanti avisó con un remate suave tras eludir a Degrá, pero que fue despejado en la línea. Sin embargo, a los 13 minutos, Valdez Chamorro desbordó y metió un buen centro que él mismo Mazzanti conectó para cambiar la trayectoria y poner el 0-1. Con la desventaja, el Torito comenzó a crecer de los pies de Canhué, quien entró a último momento por una lesión de Maxi González. Así, el local se aproximaba a la igualdad, y la logró a los 40, con un penal que Rivero cambió por gol, tras una falta evitable de Flores sobre Bracamonte.

El inicio del complemento fue similar al inicio del juego. El Bohemio comenzó con dominio, y volvió a ponerse en ventaja. Tras una pelota que la defensa local no pudo rechazar, y después de algunos rebotes en el área, Pedrozo la puso lejos de Degrá y puso el 1-2. El dueño de casa cayó en el nerviosismo, sumado al polémico arbitraje que sacó varias tarjetas al local, y hasta expulsó a Giordana por doble amarilla. Dentro de ese contexto, y más allá de haber movido el banco, a los dirigidos por Juan Pablo Pumpido se le hizo casi imposible inquietar a Rago, y en consecuencia, tampoco podía llegar al empate. El Bohemio aguantó esas arremetidas, y de contra casi pudo liquidarlo, pero Degrá se lo evitó una y otra vez.

Así, no hubo tiempo para más en el Minella. Alvarado volvió a perder de local, no puede levantar cabeza en este torneo, y se mantiene en la zona baja de la tabla. Por su parte, Atlanta es todo lo contrario. Está en la zona de arriba, y quedó a dos puntos del líder Estudiantes de Caseros, aunque con un partido más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *