ESTUDIANTES 1 (4) – REAL PILAR (3): EL PINCHA SIGUE CON LA MÍSTICA COPERA

Estudiantes volvió a vestirse de gala en la Copa Argentina. No tuvo una buena noche en el juego, pero la actitud y el hecho de no bajar los brazos hasta el final provocaron una gran remontada ante un resultado adverso. En la cancha de Temperley, Real Pilar le ganaba 1-0 con gol de Alan Schönfeld pero en el minuto final del partido, Lautaro Montoya logró el empate y forzó la definición desde los penales, donde el Pincha se impuso 4 a 3 y accedió a los cuartos de final donde jugará frente a Colón de Santa Fe.

El Monarca no fue una parada fácil para el Matador. El presente de ambos en sus respectivos torneos es muy bueno. Los de Pilar comparten la cima de la tabla de posiciones junto a Cañuelas en la cuarta categoría del fútbol argentino. Los de Caseros, en cambio, son líderes en la zona A de la Primera Nacional con puntaje ideal (18).

De entrada la presión de Real Pilar fue alta y le bloqueó la salida a Estudiantes. Además, la marca hacia los generadores de juego del Pincha fue notoria. El Matador estuvo perdido y en el primer tiempo no pudo hacer pie. A los 8 minutos, Schönfeld abrió el marcador tras definir sobre el palo izquierdo del arco defendido por Facundo Altamirano. Después Lucas Campana tuvo una clara para llegar al empate, pero su cabezazo pasó cerca. Schönfeld erró un mano a mano y tampoco pudo ampliar el resultado.

En el complemento la imagen de Estudiantes fue distinta. Las más claras estuvieron en los pies de Cristian Amarilla y en la cabeza de Diego Figueroa, pero Tomás Sultani salvó dos veces a Real Pilar. Pero sobre el final, un gran remate de Montoya determinó el 1-1 que forzó los penales, donde el equipo dirigido por Diego Martínez se impuso 4 a 3 y pasó a la siguiente instancia.

El momento de Estudiantes es fabuloso. Hay ratos donde suele presentar una inestabilidad en el juego, pero desde la estadística es brillante. En lo que va del semestre dejó afuera a Arsenal y al Monarca, y en el torneo está invicto con todos los partidos ganados. Es momento de pensar en Platense. Luego se planificará el cruce con el Sabalero, para seguir con la mística copera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *