PLATENSE 1 – BELGRANO 0: EL CALAMAR SE «COPA» OTRA VEZ

Foto: @caplatense

El Marrón cortó su racha adversa de tres encuentros sin triunfos con dos derrotas en fila y venció a un viejo conocido como el Pirata por 1 a 0. La última vez que se habían medido ambos, el Calamar recién había ascendido al Nacional B mientras que el Celeste jugaba en la Superliga. En aquella ocasión, y por 32avos de final de Copa Argentina 2018, también ganaron los de Fernando Ruíz con idéntico tanteador en cancha de Banfield.

Se volvió a ilusionar el hincha de Platense en Vicente López. El equipo no fue vistoso y posiblemente no haya mostrado su mejor versión pero con puntos bastante altos a nivel individual y el olfato goleador del interminable Javier Rossi, el dueño de casa derrotó a un Belgrano de Córdoba sumamente irregular.

La contienda tuvo un arranque eléctrico hasta el tanto del local. Los hombres de Alfredo Jesús Berti se arrimaron con peligro en el comienzo a través de un zapatazo venenoso de Joaquín Novillo y por intermedio de un tiro libre de Ricardo Noir que, el ex Racing, Jorge de Olivera, desvió al tiro de esquina. El Calamar respondió con un disparo de Elías Borrego que encontró una gran respuesta de César Rigamonti y, tal vez en una de las más fascinantes de la noche, que fue un intento a cruzado de Gonzalo Bazán que, de colgarse del segundo palo, hubiese sido uno de los grandes golazos de la fecha.

El trámite era parejo hasta que, a los 22 minutos, Bazán se las ingenió para meter un pase mágico al corazón del área grande. Allí, con todos sus pergaminos y la experiencia sobre sus hombros, el «Bicho» Rossi se quitó la marca y tocó sutilmente ante la salida del guardameta para estampar el 1 a 0. Platense conseguía el primero de los dos objetivos que tenía para borrar sus tropiezos pero le faltaba el más difícil que sería aguantar los embates de un durísimo rival como Belgrano que tuvo la pelota pero no así la claridad para lastimar a su contrincante.

Los de Berti en la etapa inicial probaron suerte con un bombazo desde la medialuna de Gastón González y recién volvieron a encontrarse con chances netas sobre el final de la complementaria. Un tiro libre del uruguayo Christian Almeida que se fue besando el palo izquierdo del Marrón, una situación que no pudo concretar Leonardo Sequiera, y un cabezazo de Novillo en el quinto minuto de descuento con los veintidós protagonistas en el área local fueron los intentos fallidos de la escuadra de La Docta.

Belgrano, sin ideas, volvió a Córdoba con las manos vacías. Platense, se recuperó, volvió a cantar victoria y venció por 1 a 0 al mismo rival que ya lo había derrotado el año pasado por Copa Argentina. Y si bien los de Ruíz quedaron a ocho unidades de la cima, la ilusión de recuperar terreno perdido no se la quita nadie.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*