LANÚS 3 – COLÓN 2: EL GRANATE CASI QUEDA NEGRO

Foto: @clublanus

Por Maximiliano Ochello – @Maxi_toto1

Lanús venció 3 a 2 a un Colón que guardó titulares para la vuelta de la Copa Sudamericana, con goles de Carlos Auzqui, Lautaro Valenti y José Sand. Nicolás Leguizamón y Matias Fritzler convirtieron para la visita, por la séptima fecha de la Superliga, en el estadio Néstor Díaz Pérez.

Invicto desde hace seis partidos, cinco en el torneo local, Lanús se colocó tercero en la tabla de posiciones, por lo menos hasta que juegue Arsenal y Talleres, y se aleja del descenso. Colón sumó su cuarta derrota en la Superliga y quedó a dos puntos de ingresar a la posición de descenso.

El primer tiempo se podría a resumir con la palabra baile. Ya desde el minuto 3 de partido, El Granate se pondría en ventaja con un gol de Auzqui, empujando el balón a la red, tras una corrida de Acosta que aprovechó un error de la defensa de Colón. Entre el minuto 10 y 12, el equipo del sur desperdiciaría un cabezazo de Auzqui y un disparo de Moreno con el arco libre, pero a ambos les falló la puntería en el momento final. Valenti, al igual que la fecha pasada convertiría un gol, en este caso el segundo de Lanús, con otra jugada preparada de tiro libre, con un sorprendente zapatazo muy esquinado al que no llegó Burián, a los 14´. Cinco minutos después, el ex Huracán, Auzqui recibiría una falta de Quiróz dentro del área y Darío Herrera, árbitro del partido, pitaría penal que El Pepe Sand, cambiaría por gol.

Colón levantó su nivel pero sin tener opciones claras de gol hasta los 43´, con un tiro de Nicolás Leguizamón, que fue controlado muy fácilmente por Agustín Rossi. Un minuto despúes, el equipo dirigido por Luís Zubeldía, no daría tregua y, estrellaría un potente disparo en el travesaño a través de Leonel Di Placido.

En el segundo tiempo, entre un Lanús que salió confiado y un Colón que fue a buscar con todo, El Sabalero levantó el nivel del partido el cual se vio desde el minuto uno cuando recibió un penal que Leguizamon cambió por gol. El local sintió el golpe y dos minutos después, estuvo muy cerca de sufrir otro gol por parte de un tiro cruzado de Christian Bernardi a raíz de un error de Facundo Quignon. A los 22, entre Rossi y el travesaño salvaron al granate, de que se le pusieran a uno, luego de un fuerte zapatazo de Tomás Chancalay.

La ley del ex no suele fallar y el ex campeón con Lanús en el 2007, Fritzler puso el partido 3 a 2, a los 33´, con una gran definición entre tres jugadores rivales. Los últimos minutos del partido, el visitante se concentró en mandar pelotas al área rival para buscar el empate pero no consiguió hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *