DEFENSA 0 – HURACÁN 1: MIRÁ DONDE LA «APUZZO»

El Globo se había quedado sin entrenador tras la catastrófica derrota frente a River del sábado pasado pero volvió a sonreir, siete días más tarde, cuando de la mano del interinato de Néstor Apuzzo venció al Halcón por 1 a 0 en Florencio Varela. Un golazo de otro partido convertido de tiro libre por Rodrigo Gómez le dio al Quemero una alegría que no saboreaba hace exactamente cuatro fechas.

Post ciclo Juan Pablo Vojvoda volvió a Huracán. No jugó bien, para nada, pero fue efectivo y las tres unidades marcharon rumbo a Parque Patricios porque enfrente hubo un Defensa y Justicia que contó con posesión pero jamás supo qué hacer con la caprichosa en el «Tito» Tomaghello. Ignacio Aliseda dependientes, los de Mariano Soso carecieron de proyección por las bandas y de alguien que idease acciones concretar contra la retaguardia de Antony Silva.

Hasta la media hora inicial, las dos más claras le habían pertenecido al dueño de casa. Aliseda conectó de cabeza un centro de derecha a izquierda que se fue rozando el travesaño. Más tarde el delantero que fue parte del Seleccionado Argentino en los Juegos Panamericanos de Lima, obró como asistente para cederle con un hermoso taco la número cinco a Nicolás Fernández. «Uvita», en una situación inmejorable, buscó colgar su remate del ángulo superior derecho del arco Quemero pero careció de fortuna por cuestiones milimétricas.

Huracán recién llegó a molestar en el costado opuesto de la cancha sobre el epílogo de la primera parte con un bombazo de Walter Pérez que se perdió alto. Así, tanto los de Apuzzo como Defensa y Justicia, marchaban al descanso igualados en un cero que calificaba a ambos por la flojísima actuación en una contienda de Superliga. Y si bien la complementaria no cambió en mucho, al menos hubo un golazo de esos que van directo al especial de fin de año de Fernando Lavecchia.

Pudo abrir la cuenta el equipo de Soso a los 6 minutos del capítulo final cuando Fernández sacó un sablazo tras un tiro de esquina, Juan Gabriel Rodríguez se encontró la pelota frente al arquero, pero el zaguero definió como tal y le regaló una masita a Silva. De esa acción, el juego cambió para siempre porque cuando iban 10, el «Droopy» Gómez se hizo cargo de una pelota parada a casi 30 metros de la cueva defendida por Ezequiel Unsain.

Realmente no pasaba nada en Florencio Varela hasta que el ex Quilmes y Toluca de México sacó un disparo magistral que se incrustó en el palo derecho y acabó besando las redes para darle el triunfo al Globo en el «Tito» Tomaghello. Con el 1 a 0, la escuadra de Parque Patricios estuvo cerca de aprovechar un poco el mareo sufrido por su rival y antes del cuarto de hora se perdió el segundo tras un desborde de Fernando Coniglio que Carlos Araujo conectó desviado con su testa.

El Halcón, con tiempo por delante pero sin ideas, comenzó su búsqueda sin lograr su objetivo. Rafael Delgado cabeceó desviado y, a cinco del final, Juan Martín Lucero tuvo la más clara al sacarse la marca en una baldosa e intentar colocar la redonda contra el palo más lejano de Silva viendo como la caprichosa se perdía por línea de fondo. Los de Soso ni siquiera pudieron aprovechar la expulsión de Araujo por doble amarilla que dejó al Quemero como diez hombres y replegándose definitivamente para cuidar una victoria inexplicable.

En un partido donde el 0 a 0 hubiese sido el mejor resultado, Defensa y Justicia demostró que la tenencia de la pelota sin ideas de juego no han servido de nada. Huracán se llevó la victoria por 1 a 0 gracias al golazo de Gómez que fue de otra galaxia por su carrera, por su pegada, por dónde la Apuzzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *