GIMNASIA (LP) 1 – RACING 2: ¡TE QUIERO, DIEGO!

Foto: @RacingClub

El día que Diego Maradona volvió a dirigir en el fútbol argentino, la Academia de Eduardo Coudet venció al Lobo por 2 a 1 con un tanto de otro Diego. El «Pulpo» González abrió la cuenta en el primer tiempo, el Tripero luego lo empató pero la felicidad duró poco para el elenco del «Diez» ya que Matías Zaracho le dio la victoria definitiva a los del «Chacho».

El Bosque explotó. Si algún hincha de Gimnasia respiraba un poco más fuerte de lo normal, se producía una avalancha. Ver a uno de los astros del fútbol mundial dando órdenes desde el banco de relevos convocó a propios y extraños. Pero así como todas las cámaras apuntaron al DT previo al inicio del juego, los flashes finales le correspondieron a Racing que enderezó su rumbo, volvió a cantar victoria, y quedó a cinco puntos de la cima.

La visita dominaba los hilos pero las llegadas claras le pertenecían al dueño de casa. Un tiro libre de Víctor Ayala contra el poste derecho, y un cabezazo letal de Leonardo Morales en la puerta del rectángulo menor, obligaron a la reacción de Gabriel Arias quien custodiaba el cero en su retaguardia. Sin embargo, el orden y el ritmo impuesto por los de Coudet acabó dando sus frutos cuando González conectó un córner de pique al suelo, la redonda se escurrió entre los botines de Alexis Martín Arias, y la escuadra de Avellaneda marchó rumbo al descanso arriba en el marcador.

Racing, en ventaja, pudo mostrar su potencial. David Barbona no pudo sentenciar un contragolpe clarísimo ya que el travesaño le negó el festejo. Y cuando los del «Chacho» merecían el segundo tanto del mediodía, Gimnsia le aplicó un cachetazo gracias al empate transitoria conseguido por un exquisito cabezazo de Matías García que se tornó inatajable para Arias.

La alegría del Lobo duró poco. La parda llegó a los 7 minutos de la complementaria y, cuando iban 9, la Academia volvió a ponerse en ventaja. Barbona se fue cerrando de izquierda a derecha, sacó un zapatazo que rebotó en Lucas Licht, y Zaracho muy atento logró capitalizar el esférico dentro del área y cara a cara con Martín Arias para inflar las redes en lo que serían cifras definitivas en 60 y 118.

Las buenas intenciones del equipo de Maradona tropezaron con remates desviados de García, Claudio Spinelli y Franco Mussis. No obstnate, otra vez, las más claras le pertenecieron a los de Avellaneda pero tampoco pudieron plasmarlo en el tanteador porque Lisandro López sacó un terrible zapatazo pero al cuerpo del arquero y, sobre el epílogo, Iván Alexis Pillud llegó sin oxígeno a empujar una pelota que en otro momento hubiese acabado en festejo.

Gimnasia, con todo el show generado por la vuelta de Maradona al fútbol argentino, perdió nuevamente y profundizó su crisis en la tabla de los promedios para mantener la categoría. Racing, el último campeón, el que había arrancado la temporada con más dudas que certezas, ganó 2 a 1, metió su segundo triunfo al hilo y quedó a cinco unidades del único puntero del campeonato que es Boca Juniors.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *