ESTUDIANTES (RC) 2 – FERRO CARRIL OESTE 1: DURMIÓ EN LA JAULA DEL LEÓN

Estudiantes de Rio Cuarto derrotó por dos a uno a Ferro Carril Oeste y cerró el viernes como único escolta en la Zona 1 de la Primera Nacional. El Verdolaga arrancó ganando en el Candini e incluso pudo aumentar diferencias antes del descanso, sin embargo el León logró una remontada agónica convirtiendo dos dianas en los últimos quince minutos. Oeste sigue colista y sin ganar en la temporada.

La quinta jornada de la Primera Nacional tuvo su historia en el Estadio Ciudad de Rio Cuarto, Córdoba, allí donde la Asociación Atlética Estudiantes recibió al Club Ferro Carril Oeste en duelo de realidades opuestas. El Celeste de Marcelo Vázquez, debutante en la categoría, llegaba con tres victorias en sus primeras cuatro presentaciones. En tanto el Verdolaga de Jorge Cordón, dos veces Campeón del Fútbol Argentino, buscaba su primer triunfo luego de tres derrotas y una parda.

Las cosas iniciaron a pedir del visitante, quien en apenas siete minutos logró la ventaja. Rodrigo Mazur sacó el zurdazo largo desde campo propio que ubicó la corrida de Lucas Pugh contra Alan Vester en el ingreso al área local; el defensor intentó cubrir la redonda pero el delantero lo durmió y aprovechando la dudosa salida de Adrián Peralta metió el derechazo que ingresó sin oposición a gol. Arriba Oeste.

Estudiantes sintió el golpe, y aunque Bailo le negó un shot largo a Ibrahim Hesar al León le costó llegar con peligro a portería visitante. Ferro en tanto manejó mejor los tiempos y tuvo una acción muy importante para liquidar; Pugh sacó el centro que Adrián Peralta contuvo con rebote, Bordacahar lo capturó pero el uno se lució bloqueando desde el piso, la bocha quedó nuevamente suelta y Nicolás Gómez metió un zurdazo desviadísimo con todo el arco a su merced.

 Ya en el complemento el Celeste salió a quemar naves ante un Ferro plantado en campo rival. El León del Imperio lo buscó pero chocó con su propia imprecisión y alguna muy buena respuesta de Andrés Bailo. Oeste pudo lastimar de contra, pero también careció de esa puntada final. Cuando más calmas parecían las aguas Estudiantes pateó el tablero con un verdadero golazo, el central Emanuel Schmidt recibió la pelota apenas detrás de la medialuna y desde casi treinta metros sacudió un tremendo derechazo que explotó entre la volada de Bailo y su hierro izquierdo.

Empataba el local con un golazo, y a segundos de consumarse el tiempo reglamentario Estudiantes lo daría vuelta con el encuentro entre dos bastiones de su ascenso a la categoría; el siempre importante Bruno Sepúlveda rompió por banda derecha sacando el centro al área que Alejandro Cabrera mandó a guardar casi con un puntazo de zurda. 2-1.

Ferro, abatido, casi lo empata en la última. Tomás Asprea se puso el ataque al hombro armando la ofensiva que Cristian Bordacahar culminó con un derechazo desde afuera del área que impactó de lleno contra la base del palo izquierdo de Peralta; Federico Segovia agarró el rebote para sacar el tiro que el uno local terminó sacando con las piernas. Ni el tiro del final para Oeste, ganó Estudiantes y sueña.

Estudiantes de Rio Cuarto suma 12 puntos sobre 15 posibles, es escolta de su homónimo de Caseros y solo Atlanta podría alcanzarlo en esta fecha. La próxima será nuevamente local, contra Mitre de Santiago del Estero.

Ferro en tanto no encuentra la brújula, está último en zona de descenso con solo un punto en cinco juegos. La próxima recibirá a Nueva Chicago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *