INDEPENDIENTE RIVADAVIA 3 – FERRO 2: LA LEPRA SE SUBIÓ AL «CABALLITO» DE LA VICTORIA

Atrás quedó el doloroso debut con goleada incluida frente a Atlanta en Villa Crespo. La Lepra, que había hecho mucho en aquél partido y se fue con un abultado resultado en contra, demostró tener potencial para mucho más. Así, en la noche cuyana, derrotó por 3 a 2 al Verdolaga en el Bautista Gargantini dejando a los de Caballito en el fondo de la tabla de posiciones sin unidades por el momento.

Fue un partido fascinante en el Bautista Gargantini porque tanto Independiente Rivadavia como Ferrocarril Oeste desplegaron sus mejores versiones, apostaron al buen fútbol y hasta convirtieron golazos en la jornada mendocina que tuvo como ganador al conjunto de Luciano Theiler y que le dejó un sabor agridulce a la escuadra porteña conducida por Jorge Cordon.

Un bombazo de Matías Viguet desde afuera del área se tornó inatajable para Andrés Bailó cuando iban 7 minutos de la etapa inicial. Sin embargo, la noche estaba agradable en todo sentido y mucho más para probar de larga distancia. Eso fue lo que hizo el «Chapu», Cristian Bordacahar, quien exigió con un latigazo a Cristian Aracena. El guardameta local dio rebote y allí apareció el ex Gimnasia de Jujuy, Renzo Tesuri, para emparejar las acciones antes de la media hora inicial.

El cotejo era de ida y vuelta con grandes actuaciones por bando y una complementaria que llegó con bombos y platillos. Porque Independiente Rivadavia volvió a ponerse arriba cuando Matías Mariatti buscó rechazar en el área de Ferrocarril Oeste pero el esférico le rebotó a Julián Navas y salió disparado para el fondo de la cueva visitante.

Los Azules, que vistieron de blanco, estiraron la diferencia con una gran acción colectiva. Navas desbordó por el costado derecho en el Baustista Gargantini, metió la pelota dentro del área con un centro rasante, Franco Negri leyó la jugada abriéndose de piernas con una finta hermosa y Gonzalo Klusener con el arco de frente no tuvo piedad a los 26 minutos de la segunda mitad. Todo indicaba que los de Theiler iban a quedarse con el triunfo cómodamente pero Franco Pulicastro de cabeza descontó rápidamente dejando un cuarto de hora apasionante para el desenlace final.

Ferro buscó por doquier llevarse al menos un punto de Mendoza pero su rival demostró que el tropezón del debut fue solamente un desliz. Independiente Rivadavia jugó muy bien a la pelota en Cuyo, ganó 3 a 2, y se subió al Caballito de la victoria para ya ponerse como objetivo el durísimo encuentro que se aproxima frente a Estudiantes de Río Cuarto en Córdoba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *