RESERVA – RIVER 3 – TALLERES (CBA) 0: SÚPER LUIGI

Podrían ir de la mano, como en el videojuego y, en parte, gran porción de los laureles de uno le corresponden al otro. Con la presencia de Marcelo Gallardo en Ezeiza, el conjunto de Facundo Villalba dejó atrás dos empates al hilo en Reserva y derrotó al Matador. El Millonario se impuso por 3 a 0 y con los dientes afilados espera por el Superclásico de tercera ante Boca el próximo viernes.

River pegó en los momentos justos para dejar sin nada a Talleres de Córdoba en Buenos Aires. Bien cerca del aeropuerto internacional, la escuadra del «Luigi» fue efectiva y también supo cómo bajarle la persiana a un club que supo ser bicampeón de este certamen hasta que San Lorenzo le arrebató el título por partida doble en un par de años.

Se jugaba el primer minuto en Ezeiza cuando Franco Camargo desbordó por derecha, envió el centro, y Enzo Fernández ganó en elevación para conectar un cabezazo perfecto, digno de su homónimo en nombre de pila, el uruguayo, el oriental, Francescoli. El testazo perfecto dejó sin reacción a Federico Abadía y a toda La T que se veía sofocada por el asfixiante pressing local.

Cuando River sacó el pie del acelerador, fue su oponente quien intentó igualar el marcador. La manija la tenían los de Walter Lemma que llegaban con un cabezazo de Carlos Villalba, un lindo bombazo de Fernando Bersano, un tiro libre magistral de Gastón Torres que Franco Petroli desvió esforzándose y un gol anulado por Laura Fortunado al número nueve, Mauro Valiente. En contrapartida, Talleres no sufría desacoples hasta que sobre el final de la etapa inicial y, entiempo de descuento, Matías Benítez empujó un centro en el primer palo y estiró la ventaja para el local.

Si alguna esperanza le quedaba al Matador, se diluyó antes del cuarto de hora de la complementaria. Iban 11 cuando Benítez combinó con Matías Sánchez y este con el cordobés, Lucas Beltrán, quien valiéndose de su fama de hincha de Instituto batió la resistencia de Abadía para poner cifras definitivas. Y si bien el dueño de casa se perdió el cuarto en un par de intentos de Tomás Galván, el resto volvió a ser de la escuadra de la Docta que intentó con otro cabezazo de Villalba, un tiro libre de Bersano y una tijera espectacular de Fabrizio Sartori que se fue besando el palo izquierdo de Petroli.

Talleres volvió a Córdoba con las manos vacías y siendo goleado por un rival que supo cuando golpear y cómo manejar los hilos de la contienda. Con la presencia de Gallardo, River ganó 3 a 0 en Reserva y ya empezó a pensar en lo que será el cotejo del viernes que viene en Ezeiza frente a Boca Juniors. Se viene el Súper, y los del Luigi querrán seguir con esta senda positiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *