LUJÁN 2 – SPORTIVO ITALIANO 2: APLAUSOS OFENSIVOS

Partidazo en la Basílica. El Campo Municipal de Deportes se llenó de buen fútbol en la gélida tarde del lunes cuando el Lujanero y el Azzurro empataron 2 a 2 en una contienda donde tranquilamente sendas escuadras merecieron algo más que un punto. En un irregular arranque, el local conservó el invicto en casa y la visita hizo lo propio pero en la temporada.

Sportivo Italiano ganaba 2 a 0 y lo justificaba también a pesar que Luján había llegado con creces pero no podía batir la resistencia de un Leonardo Griffo al que parecieron no pesarle las cuatro décadas sobre sus hombros. El dueño de casa cambió a tiempo, Abel Oroná acertó con el ingreso de Gonzalo Pérez y el ex Racing pagó con creces esa confianza para empujar a sus jugadores y lograr la parda definitiva en el lejano oeste.

El primer tanto de la tarde llegó cinco minutos antes de irse al entretiempo. Oswaldo Blanco corrió con ese largo tranco que lo caracterízó en Deportivo Merlo y asistió a Alan Marceo para superar la resistencia de Matías Caputo. Así, el conjunto de Fabián Zermattén marcha al descanso con el 1 a 0 en su favor que logró aumentar cuando arrancó la segunda mitad en el Campo Municipal de Deportes.

Un golazo de la exquisita pegada de Marcelo Burzac significó el 2 a 0 para el ACIA. El ex River Plate y Los Andes ejecutó un tiro libre al cuarto de hora de la etapa final para empezar a bajarle la persiana al encuentro. Sin embargo, Oroná metió mano y nada de eso sucedió en la Basílica. Adentro el ex Fénix, Joaquín Marcos, y el «Ratón» Pérez. Los intrépidos ingresados tiraron hacia adelante donde volvieron a enchufarse el «Polaco», Gastón Sánchez, y Sergio Salomone.

El «Tano» justamente le hizo un tanto al «Tano» para descontar, de penal, a los 31 del segundo tiempo. El desenlace estaba abierto por donde se lo mire y, en la última pelota del partido, Pérez ejecutó un tiro libre para que Leonel Llodrá desate la locura del dueño de casa que lograba el épico empate que le permitía conservar el invicto en su propio domiclio. Los de Zermattén no podían creer como se escapaban unidades vitales para arrimarse a los puestos de vanguardia.

Sportivo Italiano tenía el triunfo en el buche y se relamía con bajar a Deportivo Merlo en el encuentro que quedó postergado en el entretiempo por falta de ambulancia. Los de Ciudad Evita ganaban por 2 a 0 a falta de un cuarto de hora para el final pero Luján reaccionó, apostó a todo como en el inicio, y contó con la suerte de poder vulnerar a un Griffo que parecía irrompible. Así los de Oroná lograron el 2 a 2 en una contienda que ameritó aplausos a las apuestas ofensivas de ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *