SAN LORENZO 2 – ROSARIO CENTRAL 2: DOMINIO VS EFECTIVIDAD

En un verdadero partidazo, San Lorenzo recibió en el estadio Pedro Bidegain a Rosario Central por la tercera fecha de la Superliga Argentina de Fútbol. Fue empate 2 a 2 con una primera mitad en la que no faltó ninguna emoción, y en donde los rosaríamos se imponían con goles de Claudio Riaño y Ciro Rius, pero el Cuervo lo empató por medio de Fernando Belluschi y Bruno Pittón.

Se enfrentaban dos de los tres equipos que habían ganado en sus dos primeras presentaciones. Por un lado estaba el Ciclón, que venía de ganarle 3 a 2 a Godoy Cruz y por 1 a 0 a Gimnasia en el Bosque. En frente estaba el equipo de Diego Cocca, que venció en el debut a Atlético Tucumán por 2 a 1 y en la jornada pasada superó a Talleres por 1 a 0.

El primer tiempo comenzó con un dominio total del dueño de casa. Con varias aproximaciones, con la tenencia de la pelota y su juego vertical comenzó a lastimar. Pero sobre los 11, Maxi Lovera hizo un jugadón, abrió para Rius que envió el centro Justo a la cabeza de Riaño, que desvió la trayectoria y puso el 0-1. La victoria hasta el momento era inmerecida, pero mucho más iba a ser cuando a los 21, Bruno Pittón se durmió en la marca, Rius recibió en el área, y con un remate cruzado puso el 0-2.

San Lorenzo era mucho más, pero los de Diego Cocca fueron contundentes y en sus únicas dos llegadas, convirtió. Esto despertó a los hinchas, que con el grito de “Pongan huevos que no ha pasado nada” levantaron al equipo que rápidamente reaccionó. Belluschi, con zurdazo de afuera del área, puso el 1-2 a los 22. El volante del Ciclón era lo más peligroso junto con Bareiro, a quien sobre la media hora de juego le cometieron un penal que él mismo se hizo cargo. Sin embargo la intentó picar, y no solamente que no pudo engañar a Ledesma, sino que ni siquiera le acertó al arco, ya que se fue por arriba. Sin embargo el Cuervo no bajo el ritmo y a los 41, Pittón conectó un centro de Belluschi y puso el 2-2 con el que se fueron al descanso.

En el complemento la historia siguió en la misma sintonía. El Ciclón manejando los hilos y con las situaciones mientras que el Canalla esperaba por alguna contra. En ese marco, los de Pizzi siguieron generando chances y Bareiro tuvo una nueva ocasión con un cabezazo que se estrelló en el palo. Tras esa jugada, y la salida del paraguayo, el Cuervo perdió peso en ataque, algo que ni siquiera recuperó con el debut de Oscar Romero. Así, el Ciclón siguió siendo superior pero sin lastimar, mientras que los rosarinos se mostraban conformes con el punto, cuidándolo. Sin embargo, la última ocasión fue una genialidad de Nahuel Barrios, quien se sacó de encima la marca de dos jugadores, y remató sin ángulo, pero el palo le ahogó el grito de gol.

No hubo tiempo para más en el Nuevo Gasómetro. San Lorenzo y Rosario Central repartieron puntos en un encuentro interesante, y que a ambos les terminó cortando el puntaje ideal y la posibilidad de seguir en lo más alto de la tabla de posiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *