VILLA DÁLMINE 2 – INSTITUTO 0: EL ELENCO DE CAMPANA «VIO-LA GLORIA»

El Viola arrancó con el pie derecho en la temporada 2019/20 de la Primera Nacional y derrotó a La Gloria en Campana por 2 a 0. El equipo de Lucas Bovaglio tuvo varios puntos altos de mitad de cancha hacia adelante, no notó fisuras a pesar del plantel prácticamente nuevo, y desnudó falencias en la escuadra de César Zabala que no cayó por una mayor diferencia gracias a las notables atajadas de Germán Salort.

Villa Dálmine fue el justo ganador en la agradable tarde del sábado. Por sus ideas ofensivas, por cuánto desniveló Catriel Sánchez acabando en una migraña constante para todo Instituto de Córdoba, y por buscarlo en todo momento borrando prácticamente de la verde gramilla a uno de los grandes clubes de La Docta que deberá trabajar a destajo para remendar sus desaciertos de cara al próximo encuentro del campeonato frente a Sarmiento de Junín.

Desde el vamos, el protagonismo fue para el dueño de casa. Mauro Martínez lo tuvo de cabeza pero su intento se fue besando el ángulo superior derecho. Más tarde, un tiro libre de Fabricio Brener se perdió por línea de fondo tras besar el palo izquierdo del conjunto de Zabala. Sin embargo, la tercera fue la vencida y los dirigidos por Bovaglio lograron abrir la cuenta a los 21 minutos del primer tiempo cuando Sánchez batalló una pelota, arrasó con los rivales, y no perdonó en el cara a cara con el guardameta.

Sánchez tuvo el segundo cuando el reloj marcaba 26 de la etapa inicial. Sin ángulo, la figura de la tarde intentó batir la resistencia de Instituto de Córdoba una vez más pero la base del poste derecho de Salort se lo negó al delantero que volvió del fútbol de Ucrania y demostró tener condiciones de sobra. Era todo de Villa Dálmine hasta que reaccionó su oponente. A la media hora, la visita tuvo su primera llegada con un disparo cruzado de Rodrigo Garro que Juan Marcelo Ojeda contuvo en dos tiempos. Desde ese entonces, y hasta el entretiempo, el encuentro pareció equilibrarse.

La más clara para La Gloria llegó en la complementaria. Mateo Bajamich quedó mano a mano con el ex guardameta de Rosario Central, River, Deportivo Cuenca de Ecuador y Gimnasia de Jujuy. Era el empate pero el joven canterano dilapidó la gran oportunidad mandando la redonda por encima del travesaño. Después, el Viola volvió a salir de su zona de comfort, recuperó el papel principal, y dejó sin nada a su contrincante.

Salor por duplicado, y después del cuarto de hora de la complementaria, evitaba una nueva caída de su cueva. En primer lugar se lo tapó a Nahuel Bengas pero, en el rebote, su actuación su providencial y magistral para ahogarle el festejo a David Gallardo. En la jugada siguiente, el arquero tuvo que achicar desesperadamente porque se venía el segundo del dueño de casa y así logró atorar a Brener que buscó ubicarla contra el palo más lejano pero careció de puntería por milímetros.

Tanto fue el equipo de Bovaglio y tanto enloqueció a sus rivales, que el 1 a 0 era un resultado corto y, hasta por momentos, sumamente injusto. El premio llegó a los 32 minutos cuando Gallardo, a pura velocidad y por izquierda, asistió a Nicolás del Priore. El volante sacó un remate que Salort no llegó a contener del todo y, el recientemente ingresado, Marcos Arturia, capturó el rebote para poner cifras defintivas en Mitre Puccini.

Instituto de Córdoba dejó una pálida imagen en el debut de la temporada 2019/20 de la Primera Nacional y deberá mejorar mucho más de lo imaginado si es que el objetivo es regresar a la elite del fútbol argentino. Villa Dálmine «Vio-la gloria» en su casa, ganó por 2 a 0 frente a un contrincante que por historia y prestigio debería ser siempre difícil, y cobró en fe para poder visitar el fin de semana que viene a San Martín de Tucumán con el claro objetivo de seguir liderando su zona en la atrapante segunda categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *