SUPERCOPA DE EUROPA: RÉPLICAS DE UNA FINAL HISTÓRICA

Foto: @LFC

Liverpool se consagró Supercampeón de Europa  en un vibrante 2-2 frente al Chelsea que terminó con definición desde el punto penal. El inicio de la temporada europea volvió a tener una consagración inglesa tras 13 años, justamente cuando los propios Reds se impusieron en 2005. El cotejo también aseguró un lugar en la historia por la actuación de Stéphanie Frappart, primera mujer en arbitrar una Final UEFA masculina

Con la opulencia típica de las competiciones europeas abrió sus puertas la casa de Besiktas en Estambul para recibir la Supercopa de Europa 2019, Final que abre el calendario de competencia en el viejo continente y enfrenta al Campeón de la Champions League con el de la Europa League.

Duelo inglés entre el Liverpool Football Club y el Chelsea Football Club, luego que ambos se impusieran en respectivas finales ante otros equipos de Premier League, lo que ya aseguraba un cambio en la Supercopa; los últimos cinco títulos fueron para españoles, tres de ellos del Real Madrid. Además España se había quedado con 9 de las últimas 10 definiciones (3 Real Madrid, 3 Barcelona y 3 Atlético Madrid).

Claro que la presencia de la referee francesa Stéphanie Frappart también suponía una importante modificación,la terna femenina se completó con las asistentes Manuela Nicolosi (FRA) y Michelle O´Neill (IRL) en un hito histórico para la competencia.

El partido fue, como se preveía, muy entretenido. Chelsea daba mejores sensaciones ofensivas y en 36 minutos rompió el cero con la combinación entre Kanté, Christian Pulisic y Olivier Giroud; el francés pisó el área por vértice izquierdo y con zurdazo de primera a gol puso en ventaja a los Blues de Frank Lampard; los londinenses pudieron irse con una diferencia mayor pero la diana del estadounidense Pulisic fue bien anulada a instancias del VAR.

Ya en el complemento Liverpool golpeó de arranque, en solo dos minutos Sadio Mané aprovechó una discreta respuesta del golero Kepa para beneficiarse del rebote y definir a gol. Los Rojos de Jürgen Klopp dejaron mejores sensaciones, y tuvieron las más claras, pero el resultado no se movió hasta el primer adicionado. Allí donde Roberto Firmino tiró el centro atrás que Sadio Mané mandó a guardar de derecha; doblete del senegalés.

Parecía que la Copa se iba para Liverpool pero antes que termine el primer adicional el arquero Adrián se llevó puesto a Tammy Abraham y Frappart no dudó en sancionar penal, aun cuando la maniobra fue revistada por el VAR. El brasilero Jorginho cobró la factura con categórico toque suave; arriesgada ejecución del ex Napoli para el 2-2 definitivo.

La Final terminó definiéndose por penales. La tanda tuvo ejecución perfecta en sus primeros nueve remates: Firmino, Fabinho, Origi, Alexander-Arnold y Salah convirtieron para Liverpool mientras que Jorginho, Barkley, Mount y Palmieri lo hicieron para Chelsea. Tammy Abraham shoteó el quinto de los Blues pero Kepa Arrizabalaga, que ya había estado cerca, la devolvió con los pies dándole el título a los Reds.

Cuarta Supercopa de la historia para Liverpool, que alcanza al Real Madrid en el tercer lugar solo superados por Barcelona y Milan (5 cada uno).  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *