VOLEY: ARGENTINA BICAMPEÓN PANAMERICANO

Foto: @Voley_FeVA

El seleccionado masculino de vóley se coronó bicampeón panamericano. En la final derrotó a Cuba por 3 a 0 con parciales 25-20, 25-17 y 25-20 para subirse al peldaño más alto del podio. Germán Johansen con 13 puntos resultó ser el máximo anotador del encuentro, Nicolás Bruno fue distiguido como el MVP del torneo y Matías Sánchez el mejor armador de la competencia.

La regularidad de principio a fin del torneo, el temperamento en momentos claves, el sacrificio y la garra cuando el juego lo requería, una línea de conducta intachable y la humildad de todo un gran grupo de trabajo terminan por dar sus frutos. Con Marcelo Méndez y los nombres más conocidos entrenando en Japón de cara al preolímpico que se avecina, su ladero Horacio Dileo, un apasionado y talentoso laburante del vóley, y sus muchachos fueron a Lima para afrontar los XVIII Juegos Panamericanos, llegaron sin estridencias, avanzaron a paso firme, se instalaron en la definición y se llevaron toda la gloria deportiva.

La selección arrancó arriba pero los cubanos se recuperaron de la mano de Miguel Ángel López. Luego de la paridad hasta el primer descanso técnico, con un bloqueo del opuesto Germán Johansen, la Albiceleste se distanció 16-12 y con un remate de contraataque de Jan Martínez por la punta cerró la manga por 25-20.  

Luego de un tramo inicial equilibrado en el segundo parcial, con un buen pasaje de Nicolás Bruno y un ace de Germán Johansen, Los Guerreros se adelantaron 17-12. Con un fierrazo de Jan Martínez desde posición seis, llego el set-ball y tras un tremendo bloqueo de Germán Johansen se llevó el parcial por 25-17.

Adverso fue el comienzo del tercer capítulo con Cuba arriba por 6-2, sin embargo, los dirigidos por Horacio Dileo tuvieron paciencia, se mantuvieron enfocados, Facundo Imhoff entró bien al partido, fueron limando la brecha y con un manos y afuera de Nicolás Bruno, lo igualaron en 11 y se fueron 16-14 adelante al segundo tiempo técnico. El conjunto albiceleste fue sacando diferencia, con un enorme bloqueo de Nicolás Bruno, elegido MVP del torneo, mano a mano con Miguel Ángel López, llegó el match-ball y tras otro bloqueo, esta vez de Germán Johansen, Argentina se coronó bicampeón panamericano y conseguía así la tercera medalla dorada de su historia.

Argentina superó la fase de grupo venciendo a Cuba, Perú y Puerto Rico sin ceder sets y en semifinales, derrotó a Chile por 3 a 1 en un duelo que recién se destrabó en el cuarto parcial. En la final, los dirigidos por Horacio Dileo tuvieron una actuación sólida, prácticamente sin fisuras. Los Guerreros fueron los mejores del certamen de punta a punta, con Nicolás Sánchez distinguido como MVP y Matías Sánchez siendo el mejor armador y de manera impecable se subieron nuevamente a lo más alto del podio en los Juegos Panamericanos de Lima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *