BASQUET 3 VS 3 (FEMENINO): “LO MERECÍAMOS POR EL TRABAJO QUE VENIMOS HACIENDO HACE AÑOS”

Gentileza: Deporte Argentino Plus

Luego de pasar el trago amargo de la derrota y caer en la cuenta del logro conseguido, Natacha Pérez, flamante medallista plateada en estos Juegos Panamericanos de Lima en la disciplina del Básquet 3×3, charló en exclusiva con Vermouth Deportivo y nos contó cómo vivió la modalidad, sus sensaciones al subir al podio, su temporada en Berazategui y lo que viene para Las Gigantes en estos Juegos.

Vermouth Deportivo: -Ya tenías experiencia en el formato 3×3, pero cada competencia es diferente y cada rival te muestra algo distinto en cada juego, ¿cómo te fuiste sintiendo a lo largo de los juegos, con las rivales y con tus compañeras?
Natacha Pérez: -La verdad es que haber podido jugar unos mundiales con el 3×3 me dio un poco de tranquilidad y saber que en poquito tiempo se termina y que hay que disfrutar el momento del partido, me hizo disfrutar mucho de lo que fue este torneo. Más allá de los resultados, que acompañaron, creo que jugamos contra rivales muy duros, fue un torneo muy, muy friccionado, de mucho roce físico que nos desgastó bastante. Pero me gustó, realmente la modalidad me encanta. Y con las chicas nos conocemos hace años y pudimos encontrar fluidez en el juego. Si bien no entrenamos mucho específicamente el 3×3, hicimos la preparación más con el equipo (de 5vs5), pero bueno, repetimos la misma modalidad de juego del 5×5 al 3×3. Creo que, al principio, quizás estábamos un poco trabadas, pero en esos poquitos días crecimos un montón y pudimos encontrar esa fluidez en el juego que se mostró en la semifinal con República Dominicana. Me gusta el 3×3, me sienta cómodo, es entretenido también para el que lo mira y se hace muy competitivo adentro de la cancha.

VD: -¿Qué se te cruzó por la cabeza en momento en que estabas subiendo el escalón del podio?
NP: -Muchas cosas. Mi familia, primero, que los extraño un montón y hace años elegí jugar afuera de Mendoza; se hace difícil y, en esos momentos cuando todo sale bien, uno piensa en lo que deja de lado y en lo que apuesta, y creo que es lo primero que se le viene a la cabeza a una cuando se consigue algo tan grande. Obviamente que siempre que me pongo la camiseta de la selección disfruto, vivo y juego como si fuera la última vez, creo que eso también me pasa por la cabeza de “no sé si este va a ser el último momento que pueda vivir así” y quizás por eso lo vivo con tanta pasión.

VD: -Más allá de la medalla, que para nosotros, vale como oro. ¿Qué sacas de positivo?
NP: -Sí, para nosotras también vale como oro. Como positivo, todo lo que representa para el básquet femenino, tener por primera vez una medalla en un Panamericano. Creo que lo merecíamos por el trabajo que venimos haciendo hace años y por cómo está creciendo. Por ahí no tenemos una competencia profesional, que es lo que nos está haciendo falta, pero estamos tratando de escalar un poquito en eso desde la Liga Femenina. Creo que es positivo por todo lo que representa para nosotras en el básquet femenino.

VD: -¿Cómo son los días en la Villa Panamericana, tienen horarios?
NP: -Somos muchos deportistas, hay mucho movimiento. Cada uno maneja sus horarios en base a sus entrenamientos, la disponibilidad del gimnasio, hay una pileta también. Las instalaciones son a estrenar, estamos muy cómodas. La gente nos recibió muy bien, son todos muy amables y atentos con nosotras, todo genial. El comedor es muy grande, porque somos muchos deportistas, pero está muy bien organizado. Hay un sistema de lavandería, la organización de los colectivos que todos salen a cierta hora a los distintos estadios. Está todo muy bien, en todo eso la organización es un 10.

VD: -¿Cómo las recibieron a ustedes cuatro en la Villa cuando llegaron con la medalla colgada?
NP: -Bueno, hay mucho movimiento. Había gente que estaba informada y al tanto de nosotras y nos recibieron muy bien. Particularmente acá en el edificio de Argentina, también nos saludaron y felicitaron. Es lindo poder compartir con otros deportistas y sentir el afecto argentino tan cerquita. La verdad, es muy lindo.

VD: -Tuviste un muy buen año con Berazategui ¿cómo llegaste a esta competencia y como te sentís para el 5vs5?
NP: -Sí, es verdad que en Berazategui tuvimos un buen arranque en esta primera mitad del año que jugamos la Liga, nos trajimos un campeonato y fue súper positivo. En lo personal, contenta y cómoda en el club y con la gente que me trata muy bien desde el primer día y me siento muy a gusto con el cuerpo técnico y mis compañeras. La verdad es que fue la mejor decisión que pude haber tomado a principio de año, de elegir ese club. Con respecto a lo que sigue, estamos con muchas expectativas. Tenemos un nuevo cuerpo técnico, un nuevo proyecto que creo que va a ser muy positivo para todos y estamos a la expectativa de lo que va a pasar y con ganas de empezar. Nos estamos preparando ya hace varios días desde Argentina, después seguimos con la preparación acá (en Lima). Estamos pensando en lo que viene, tratando de fusionar y adaptarnos al juego y entre nosotros, cuerpo técnico y jugadoras. Estamos con ganas, sobre todo después delo que pasó con este torneo de 3×3, con más ganas todavía. Estamos todas muy positivas y con buena energía, así que estoy contenta por lo que pasó, con muchas ganas de disfrutar y de jugar lo que se viene.

“Nacha” finalizó su participación en la modalidad 3×3 con 20 puntos en los 7 partidos que disputó. Con el equipo de 5vs5 debutará el miércoles 7 de agosto ante Estados Unidos a las 23 (hora Argentina).

Por: Laura Grecco (@laugrecco9) y Walter Silva (@WalFSilva10)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *