SAN MARTÍN DE BURZACO: «ME TOCA ESTAR EN LA C Y JUEGO COMO SI ESTUVIESE JUGANDO LA COPA LIBERTADORES»

Nació en Adrogué y las inferiores las hizo en Temperley, el club de sus amores. Siendo muy joven pisó la elite del fútbol argentino para jugar en Olimpo. En 2004 tocó el cielo con las manos tras ganar el Pre-Olímpico y ser dirigido por Marcelo Bielsa. Ese mismo año, se consagró campeón con Newell´s Old Boys de Rosario a pesar de no disputar ningún partido. Sus grandes performances le valieron un traspaso a San Lorenzo de Almagro donde, siendo defensor, le anotó dos goles en un mismo partido a Boca Juniors. Se convirtió en un referente del plantel Azulgrana pero las lesiones empezaron a jugarle una mala pasada. Tras varias operaciones, el «Tonga» decidió volver al Gasolero. Un par de años defendiendo la Pilcha del Celeste le permitió darse uno de los gustos más grandes de su vida: ascender al Nacional B y luego a Primera División en un 2014 inolvidable. Gastón Aguirre se fue de Turdera para jugar en Tristán Suárez y su carrera continuó con un nuevo capítulo. De esta manera, el histórico defensor recaló en la Primera C para defender los colores de San Martín de Burzaco. Vermouth Deportivo estuvo en el debut del profesional con Sanma y conversó sobre su nueva experiencia en una divisional desconocida para él, su trayectoria y el fútbol de hoy en día.

Vermouth Deportivo: Les tocó debutar en un recinto bravo como el de Victoriano Arenas e hicieron un gran partido, ¿para qué está este San Martín de Burzaco?
Gastón Aguirre: Trabajamos para ser protagonistas. Creo que armamos un buen grupo donde quizás nos va a llevar tiempo o algunos partidos para conocernos. Pero venir a esta cancha y tratar de ser protagonistas creo que es importante. Vamos a tratar siempre de dar un poquito más, de dar lo mejor, para llevar al club a lo más alto. Las exigencias que nos dan es pelear arriba y, ojalá, nos ayuden los resultados.
VD: ¿Cómo es la relación siendo mucho más grande que el técnico, Daniel Stechina?
GA: No, el técnico es el técnico. Soy obviamente mucho más grande que él pero las órdenes las da él y tratamos de llevar una armonía importante. Creo que estamos trabajando de la mejor manera, nos estamos conociendo, yo conocía a un chico solamente de San Martín. Trataremos de ser protagonistas, de ayudar al técnico que sé que son sus primeras experiencias como DT, y ojalá que este sea el puntapié inicial para su carrera. La mía está a punto de terminar y, ojalá que pueda coronar mi carrera con el ascenso con San Martín.
VD: ¿Cuál es la característica de la Primera C? ¿Por qué bajaste a la Primera C?
GA: No, bajé porque tenía esperanzas de volver a Temperley. Iba a volver a jugar y a mis amigos les había comentado que quería terminar mi carrera si no era en Temperley, era en San Martín. Y bueno, es el barrio, yo vivo ahí nomás, a 10 cuadras de la cancha. Ojalá que podamos hacer historia en un club tan importante de la C, que sé que es muy sufrido, que se han salvado en el último minuto el año pasado. Estamos armando un grupo como para que la gente no sufra y pueda disfrutar en la cancha.
VD: ¿Con qué club te encontraste Gastón al llegar a San Martín de Burzaco?
GA: Muy bien, es un club muy familiero donde la gente te recibe con mucho amor. Pero bueno, hay que demostrarlo dentro de la cancha. La gente te puede recibir de la mejor manera pero si uno no se entrega, uno no se dedica, uno no es profesional, creo que tirás todo por la borda. Hoy con 37 años me siento bien para pelear un puesto, no es que Gastón Aguirre va a jugar por trayectoria o por nombre. Acá hay buenos jugadores que quizás los tenemos que potenciar para este torneo o para el que viene. Vamos a necesitar de todos y esperamos que este año sea nuestro.
VD: Ya en el arranque tuviste un par de roces con Damián Arrubarrena de Victoriano Arenas, ¿creés que te van a buscar por ser el famoso de la categoría?
GA: Quizás me va a pasar, obviamente, porque vengo de otros lados pero somos uno más. Pero no, yo juego en San Martín como lo hice en San Lorenzo y juego en San Martín como lo hago con mis amigos en el barrio. Son entredichos que pasan dentro de la cancha y mueren dentro de la cancha.
VD: Dijiste que tu carrera está a punto de terminar. ¿Ya no hay chances de volver a Temperley? ¿Hasta cuándo habrá Gastón Aguirre?
GA: Ya dije a mis compañeros y al cuerpo técnico, mi objetivo es terminar hasta diciembre y después veremos. Esto es día a día, depende uno como se siente. Tengo 37 años, diez operaciones de por medio, tengo una familia detrás, a mis hijos que están creciendo, y uno a veces tiene que sentar la cabeza, poner pies sobre la tierra. Después del fútbol hay una vida y tenemos que tratar de disfrutarla. Tal vez hoy el país te demanda mucho de matarte dentro de un campo de juego pero a mí, mis lesiones, me han enseñado que más allá del fútbol hay una vida. Voy a tratar de disfrutar de mi vida y de disfrutar de los míos.
VD: ¿Y el balance ya en esta recta final es positivo entonces?
GA: Sí, estoy por cumplir 20 años de profesional en donde, en el fútbol argentino, hice todo, jugué todo, y me voy conforme. Hoy estoy en San Martín porque yo lo elegí, nadie me ha llamado. Yo lo llamé a Gabi (NdR: Gabriel Ostanelli) y le dije que quería ir a entrenar a San Martín. Él me dijo que me quede a entrenar con ellos y si veía que me sentía bien me podía quedar para el campeonato. Y bueno, acá estamos, debutando con San Martín y estoy feliz porque estoy en una categoría que me gusta, la miro, la sigo, y yo soy un hombre del ascenso, conozco a todos los equipos. Hoy me toca estar en la C y juego como si estuviese jugando la Copa Libertadores. Obviamente que dentro del campo puedo ser un tres, un cuatro, un diez, eso pasa por el fútbol. Pero siempre voy a dejar lo mejor de mí para que este escudo sea lo más importante para todos nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *