HANDBALL: LA GARRA AVANZÓ A LA FINAL POR LA MEDALLA DORADA

Foto: @PrensaCOA

La Selección Argentina femenina de handball derrotó a Cuba por 31 a 21 y se metió en la final de los Juegos Panamericanos de Lima 2019. En el encuentro por la medalla dorada, y también con un boleto a Tokio 2020 en juego, este martes desde las 22:30 hora de Argentina, la Garra intentará la quimera de voltear a Brasil, el quíntuple campeón panamericano.

En una jornada muy fructífera para el deporte argentino en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, la selección femenina de handball aportó su granito de arena. Las dirigidas por Eduardo Gallardo tuvieron una gran producción, dominaron el encuentro de principio a fin ante Cuba y consiguieron el pasaporte a la final del certamen sin pasar sobresaltos. Argentina lideró en el tablero desde el primer ataque del partido y transcurrido unos pocos minutos de juego, la oriunda de Lanús, Luciana Mendoza, de penal establecía el 3-0, marcando el rumbo de la contienda.  

Luego de un segmento de paridad y bajo porcentaje de efectividad en ataque por parte de ambos, tres tantos consecutivos de la quilmeña Elke Karsten, la máxima artillera del conjunto albiceleste con seis goles, estiró la ventaja a 8-3. Argentina siguió comandando las acciones y paulatinamente fue agrandando la brecha en el marcador, Manuela Pizzo con un veloz contraataque puso el 14-7 y segundos después, Luciana Mendoza, con un lindo flight, sumaba otro gol a la cuenta nacional. La tenaz defensa criolla y, una vez más, la colosal tarea de Marisol Carratú en el arco, provocaron que las caribeñas no puedan sumar en los últimos diez minutos de la etapa inicial que, tras un parcial de 6-0, se cerró por 17-7 con un gol de Camila Bonazzola.

Pasado los ocho minutos de la etapa complementaria, un tanto de Antonela Mena estableció la mayor amplitud al marcar el 22-9 en la chapa. Con la tranquilidad que brindaban, tanto los números como el andamiaje del equipo, Dady Gallardo fue rotando jugadoras en post que sus dirigidas arriben al encuentro de mañana con el menor desgaste posible. Luego de un bache en la producción ofensiva del elenco albiceleste, las cubanas, de la mano Eyatne Rizo, goleadora del encuentro con 8 tantos, achicó el margen a 26-19, sin embargo, en un parpadear, dos ataques consecutivos culminados por Macarena Gandulfo y Elke Karsten sucesivamente, Argentina sentenció el pleito al llegar a 28-19 y echó por tierra cualquier posibilidad para que Cuba intente una remontada heroica. Los minutos se consumieron y con otra fantástica tapada de Marisol Carratú se cerró el match en 31-21.

De forma invicta y sin tener que atravesar sofocones en su camino, la Garra aseguró la presea plateada, cumpliendo con la premisa planteada en la previa del torneo. Brasil, el coloso del continente, campeón de los últimos cinco Juegos Panamericanos y que no cae derrotado en esta competencia desde Mar del Plata 1995, será el rival en la final. Conseguir la medalla dorada y obtener la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio parece una utopía, sin embargo, este conjunto de guerreras se permite soñar en grande, la chance está latente y este martes 30 de julio, a partir de las 22:30 en nuestro país, irán por esa hazaña que les permita fundirse en un entrañable e infinito abrazo con la gloria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *