RUGBY: MUY CERCA ESTUVIERON LOS PUMAS DE VOLTEAR A LOS ALL BLACKS

📸 @lospumasuar

En el estadio de Vélez Sarsfield, por la primera jornada del Rugby Championship 2019, Los Pumas cayeron por 20 a 16 ante los poderosos All Blacks. El próximo sábado afrontará su segundo compromiso frente a Australia en Brisbane.

Con el Mundial de Japón en el horizonte, con Sudáfrica recibiendo a Australia y Argentina haciendo lo propio con Nueva Zelanda, comenzó este sábado el VIII Rugby Championship, una edición que, a raíz del sobrecargado calendario internacional en este 2019, solo contará con tres jornadas.

Los dirigidos por Mario Ledesma tuvieron un buen arranque en el estadio José Amalfitani de Liniers y asumieron el protagonismo desde el inicio del partido. A través de un penal del tucumano Nicolás Sánchez y con otro desde mitad de cancha ejecutado por Emiliano Boffelli, se adelantaban en chapa por 6-0.  El cuarto de hora ideal para la escuadra albiceleste fue frustrado por la defensa visitante cuando, después de un maul a la salida del line, impidió a centímetros del ingoal que Pablo Matera en primera instancia y luego el entrerriano Marcos Kremer, anotasen el primer try de la contienda.

Nueva Zelanda reaccionó y en su primer ataque a fondo, plasmó en el ingoal su poder de fuego. El medio scrum de los Highlanders en el Super Rugby, Aaron Smith, tuvo la picardía de ejecutar rápido un penal, Ngani Laumape rompió un par de marcas y con lo justo, apoyó sobre la línea debajo de la hache; la conversión de Beauden Barrett ponía al frente a los Kiwis por diferencia mínima, no obstante, en la siguiente jugada, un nuevo penal de Nicolás Sánchez dejaba a Argentina 9-7 arriba. A los 23 minutos, un tackle alto de Guido Petti le permitió a la visita tener un penal frente a los palso, el apertura de Hurricanes no falló y entonces, los dirigidos por Steve Hansen pasaban a ganar por 10-9.

Un formidable tackle de Ramiro Moyano sobre Ben Smith cuando encaraba hacia el ingoal salvó a Los Pumas de la segunda conquista neozelandesa, sin embargo, Argentina pareció perder el norte en el último segmento del primer tiempo, cometió algunos errores que terminó pagando con puntos en contra y al final del encuentro resultarían determinantes. Primero, en un scrum a favor, Marcos Kremer metió la mano para que la pelota no salga de la formación, otorgándole un insólito penal a los de Negro que Beauden Barrett se encargó de convertir y poner el 13-9 en la chapa y, tras cartón, en la última jugada de la etapa, Nicolás Sánchez intentó un pase largo, el segunda línea Brodie Retallick, haciendo un gran lectura del juego, interceptó la pelota y, como si fuera un wing, corrió en soledad hasta el ingoal argentino para que Nueva Zelanda se vaya al descanso ganando por 20-9.

Los Pumas arrancaron jugando el complemento en campo adversario. A los cinco minutos, el fullback Emiliano Boffelli fue a buscar arriba un kick de Nicolás Sánchez y tras un gran control, cayó dentro del ingoal marcando el try albiceleste, el goleador histórico de la selección acertó la conversión y el marcador quedó en 20-16 para los actuales bicampeones del mundo.

El público presente en Liniers se encendió, el ritmo del partido se intensificó y ganó en emotividad. Argentina presionaba ante un rival que prácticamente resignó el ataque y se abocó casi con exclusividad a la faz defensiva. El juego se trasladó definitivamente a campo visitante y los dirigidos por el “Bocha” Mario Ledesma contaron con algunas oportunidades para volver a marcar. Desde una posición muy factible para él, Nicolás Sánchez falló un penal que hubiera acortado la diferencia a solo un punto, luego el TMO anuló un try de Matías Orlando al determinar que la marca neozelandesa le hizo pisar la línea lateral al wing Pablo Moyano antes de asistir a su compañero, instantes después, tras un pase muy bajo de Tomás Cubelli, Jerónimo De La Fuente cometió un knock-on a pasitos del ingoal y sobre la bocina, no pudo sacar provecho del maul a la salida de dos lines a escasos metros de la línea de try porque, los de negro, que en los momentos claves parecen infalibles, soportaron la embestida albiceleste y terminaron forzando una falta de los argentinos con la que se terminó el encuentro.

Los Pumas quedaron una vez más en el umbral de la historia, 27 caídas y un empate ante All Blacks, única selección de las importantes a la que nunca se pudo derrotar, sin embargo, aún con margen de mejora y errores para corregir, esta tarde en la cancha de Vélez estuvieron muy cerca. El progreso mostrado con Jaguares se volvió a ver hoy con la camiseta Argentina, el camino parece ser el correcto, ese anhelado triunfo ante los mejores del planeta de la ovalada se huele cada vez más factible y con el Mundial de Japón a la vuelta de la esquina, la ilusión de alcanzar grandes objetivos se acrecienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *