Foto: www.the-afc.com

Qatar 2022 ya comienza a sentirse y en Asia está todo listo para una nueva fase de las eliminatorias.

Hoy, se celebró en Kuala Lumpur el sorteo de los grupos de la segunda ronda de la clasificación rumbo a la próxima Copa del Mundo.

Fue un proceso en donde primero se eligieron a los cabezas de cada zona, los cuales se ubicaban en el Bombo 1. Luego, se sortearon los restantes que los componían naciones distribuidas en los otros cuatro bombos.

Cabe destacar que los primeros de cada zona pasarán a la siguiente ronda (que da cuatro pasajes directos al Mundial) junto con los cuatro mejores terceros. Además, los 24 combinados que más puntos hayan sacado, clasificarán a la próxima Copa Asia, que se disputará en China en 2023. Por este último motivo, Qatar será de la partida en esta ronda (aunque resta saber quién tomará su lugar en la tercera si clasifica debido a que esa fase será únicamente para selecciones que busquen un lugar en la Copa del Mundo).

Ahora, repasaremos cómo quedaron conformados los grupos.

GRUPO A: La selección china, dirigida por Fabio Cannavaro, es quien tendrá la obligación de clasificar nuevamente a la tercera ronda. Sin embargo, tendrá que vérselas con Siria, quien en las últimas eliminatorias llegó al repechaje con Australia. La zona la cierran Filipinas, que jugó la pasada edición de la Copa Asia, Maldivas y Guam. Estos dos combinados nombrados en el lugar final son, en teoría, los más débiles.

GRUPO B: Otra vez, Australia tendrá a Jordania en su grupo. Al igual que en 2015, el sorteo marcó a los “Socceroos” con los jordanos, aunque en este caso el antecedente inmediato dice que los de oriente medio triunfaron por 1 a 0 en la fase de grupos de la Asian Cup. Los otros tres integrantes son China Taipei, Kuwait y Nepal, quienes buscarán sorprender pero difícilmente puedan llegar a acceder a la tercera ronda.

GRUPO C: Peleadísimo. Irán e Irak se verán las caras por la cima de la zona, aunque no deben olvidarse de Bahrein, quien llegó a octavos de final en la Copa Asia. Por su parte, Hong Kong y Camboya intentarán no quedar rápidamente eliminados.  

GRUPO D: Interesante zona. Arabia Saudita buscará revalidar su superioridad en los últimos años frente al siempre complicado Uzbekistán (dirigido por Héctor Cúper) y la selección de Palestina, que ha progresado a nivel selección en los últimos torneos. Yemen y Singapur cierran el grupo.

GRUPO E: Parejísima. Qatar, el último campeón de Asia, tendrá la obligación de ganar la zona ante dos equipos complicados como Omán e India. Alguno de los tres no podrá estar en la segunda ronda, algo que será un fracaso por lo hecho en la copa continental pasada. Afganistán y Bangladesh buscarán no quedar como colistas.

GRUPO F: Dominio nipón. En teoría, Japón debería clasificar sin problemas mientras que Kirguistán tendrá la posibilidad de acceder como segundo. Tajikistán, Myanmar y Mongolia cierran la zona.

GRUPO G: Paridad entre tres. Emiratos Árabes Unidos la tendrá difícil con dos selecciones emergentes en la región. Vietnam, cuartofinalista en la Copa Asia, y Tailandia, quien jugó la tercera ronda de la pasada eliminatoria, tratarán de reafirmar su progreso. Malasia e Indonesia completan la zona con la premisa de no quedar últimos.

GRUPO H: Se viene el clásico. Corea del Sur no debería tener problemas para superar a sus rivales y clasificar, aunque tendrá que jugar el derby con Corea del Norte, quien peleará el segundo puesto palmo a palmo con el Líbano y Turkmenistán. Por su parte, Sri Lanka tratará de no ser el colista de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *