FERRO: VERDOLAGA EN LA FELIZ

Foto: @FerroOficial

El sueño de volver a Primera División se puso en marcha para el Verdolaga. La renovación de Jorge Cordon y el mercado de pases, sumado al gran final de la temporada pasada donde una remontada y el buen nivel de muchos jugadores, invitó a la ilusión de todo el pueblo de Caballito que arrancó la parte dura de la pretemporada den Mar del Plata.

La Feliz fue el destino para que Ferrocarril Oeste comience a buscar su felicidad definitiva y retome las vías para ser parte de la elite del fútbol argentino. Sus buenas labores en básquet también fueron cimientos necesarios para que los deseos pudiesen cobrar mayor fuerza y aspirar así a ser parte de la Superliga a partir del segundo semestre del 2020.

Los de Cordon buscar conservar la mayor cantidad de jugadores del plantel pasado. Sufrió la salida del experimentado Walter Busse que firmó en Gimnasia de Jujuy junto a Franco Lazzaroni mientras que Rodrigo Melo migró a Estudiantes de Buenos Aires y el defensor, Caín Fara, se convirtió en zaguero de Aldosivi que milita en la máxima categoría. Sin lugar, Augusto Vantomme, ex arquero de Victoriano Arenas, pasó a Acassuso.

Otro profesional que saltó de nivel fue Gabriel Díaz estampando la rúbrica en Patronato. Sin embargo a Ferrocarril Oeste llegaron dos refuerzos desde México. Gustavo Canto regresó al club de Caballito tras un año en el fútbol azteca donde jugó en los Xolos de Tijuana y en el ultra conocido Dorados que dirigía Diego Maradona. Otro que partió de América del Norte hacia la Capital Federal fue Guido Milán, surgido del Deportivo Español pero con una extensa trayectoria en el Metz de Francia. También estamparon su rúbrica Matías Muñoz, de Colegiales, y Pablo Ortega de Central Córdoba de Santiago del Estero. Y así el sueño de volver a Primera se convirtió en una locomotora que comenzó su marcha a pura potencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *