NIGERIA 3 – CAMERÚN 2: LOS DE ROHR NO DEJARON ROAR A LOS LEONES INDOMABLES

Foto: @CAF_Online

Las Super Águilas domaron a un seleccionado de los más poderosos del continente. El equipo que conduce el ex jugador del Bayern Munich de Alemania y el Bordeaux de Francia, Gernot Rohr, se metió en cuartos de final de la Copa Africana de Naciones tras vencer en un verdadero partidazo a los Leones Indomables por 3 a 2 en Alejandría.

Nigeria demostró desde el vamos que quiso llevarse puesto a su oponente de octavos de final. Iban 33 segundos del inicio cuando Odion Ighalo quedó cara a cara con André Onana. El guardameta de Camerún se quedó con la pelota pero de todos modos el colegiado Joshua Bondo, oriundo de Botswana, anulaba las acciones por posición fuera de juego.

Los Leones Indomables supieron acomodarse en la verde gramilla de Alejandría y pasado el cuarto de hora también generaron algo de peligro con un cabezazo alto de Michael Ngadeu, defensor del Slavia Praga de República Checa. Sin embargo, rápidamente, las Súper Águilas encontraron la apertura del marcador en una pelota que recibió Kenneth Omeruo por el segundo palo y descargó para la entrada de Ihalo que frente al arco no tuvo más que mandarla al fondo de la red y, de paso, aprovechó el desvío en un contrincante para descolocar al arquero.

Camerún buscó a como de lugar en el empate y lo consiguió antes de irse a los camarines para el descanso Christian Bassogog, veloz delantero con pasado en el fútbol de Estados Unidos y Dinarmarca, desbordó por la banda izquierda y mando un centro preciso para la entrada de Stephane Bahoken que aprovechó el impulso de su carrera para tocar sutilmente la redonda y vencer la resistencia del uno de Nigeria, Daniel Akpeyi.

La fortuna estuvo del lado del perdedor previo al entretiempo. Iban 43 minutos de la etapa inicial cuando Bahoken volvió a probarse el traje de asistente, metió un pase larguísimo, y Clinton Njie no sólo le ganó en velocidad sino que descolocó al defensor Temitayo Aina para quedar cara a cara y no perdonar a quienes de todos modos se terminaron quedando con el triunfo en Egipto.

Los últimos campeones de la Copa Africana de Naciones estuvieron cerca de liquidar la historia cuando arrancó la complementaria. Un desborde de Njie junto a su posterior centro se desvió en William Ekong y obligó a Akpeyi a tirarse contra su poste izquierdo para evitar lo que hubiese sido la tercera caída del arco de las Super Águilas.

Parecía tener controlado el triunfo Camerún hasta que pasado el cuarto de hora su defensa tuvo un error de cálculo. Yaya Banana quiso cortar un envió aéreo pero quedó a mitad de camino. De esa forma Ahmed Musa, el capitán de Nigeria, mató el esférico con el pecho y asistió a Ighalo que, cual penal en movimiento y de volea, no perdonó y estampó el empate.

De la alegría a la desazón completa, Los Leones Indomables sintieron el golpe de la parda, volvieron a fallar en la última línea y Musa se encargó de inspirarse para dejar solito a Alex Iwobi quien, a los 20 minutos, ya había torcido el tanteador en favor de los dirigidos por Rohr.

En el afán de volver a tener vida, los hombres de Clarence Seedorf, ex astro de la Selección de Holanda, dejaron muchos espacios en el fondo que le permitieron a las Súper Águilas quedar bien cerca de ampliar la diferencia. Pero Ighalo, autor de un doblete, dilapidó justamente otras dos oportunidades que dejaron el final del cotejo completamente abierto en Alejandría.

Los últimos campeones de la Copa Africana de Naciones no tuvieron respuesta y no pudieron repetir su gloria conseguida en Gabón 2017. Ahora, en Egipto 2019, Camerún quedó eliminado en manos de un Nigeria que se metió en cuartos de final tras ganar por 3 a 2 en un verdadero partidazo. Allí deberá medirse ante Sudáfrica que dio el batacazo horas más tarde y eliminó al dueño de casa frente a una multitud en El Cairo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *