COPA AMÉRICA 2019: LA EVOLUCIÓN DEL FÚTBOL FEMENINO BRASILEÑO EN EL MUSEO DEL PACAEMBÚ

Foto: @sebaroggero

La misma lucha por el Fútbol Femenino que se vive en la República Argentina también pasó por Brasil durante décadas. Una forma interactiva de entender el recorrido de la mujer en este deporte tan maravilloso en el país vecino es un paseo por el Museo del Fútbol del estadio Municipal Pacaembú de San Pablo que expone su historia en el mundo de la pelota y la pelea por su inserción década tras década.

Es, sin dudas, una joya de las exposiciones referidas al balón. Durante la caminata por el primer trayecto de las instalaciones, se hace hincapié en el desarrollo de la cultura del deporte y cómo es la inclusión de la mujer en el fútbol. Afiches y publicaciones de las décadas del 40 y 50 demuestran que la lucha no es de hoy sino que se manifiesta hace años como, por ejemplo, una portada de diario que escribía en contra: «Un disparate deportivo que no debe seguir». Pero también algunas a favor con interrogantes: «¿El fútbol es solo hombres?».

Una portada de años atrás contra la mujer en el fútbol. Foto: @sebaroggero.

Los pasos dentro de la sala exhiben y dejan a la vista cómo la mujer gana su espacio con el tiempo y el Museo lo decora con imágenes en un recorrido interactivo con las primeras formaciones de mujeres, fotografías de potrero o de barrio y la «evolución» del Seleccionado Brasileño. Uno de los diamantes de la exposición es la indumentaria del equipo nacional femenino.

Las camisetas de las mujeres en 1988, 2007 y 2019. Foto: @sebaroggero.

La actualidad de la disciplina tiene su lugar con una gran cantidad de datos de la situación de hoy en día del Fútbol Femenino en el país. Una especie de museo de la fama de las grandes estrellas del fútbol femenino de todos los tiempos de dicho país aparece con fotos de las ídolas brasileñas y con informacion de cada una de ellas. Un verdadero lujo.

Es un recorrido que se puede hacer en diez minutos y no se encuentra en ningún lugar de Brasil. Cada referencia es una delicia y se transforma en un archivo difícil de encontrar en otro lado y que, seguramente, será un espejo para los demás museos del mundo.

Foto: @sebaroggero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *