SAN LORENZO: HISTÓRICA VUELTA A BOEDO

Por: Marcelo Patroncini

Avenida La Plata al mil setecientos. Allí se erigió el Viejo Gasómetro, casa de imborrables recuerdos para el Ciclón. De ese mismo lugar también fue despojado durante la última dictadura cívico-militar. Tuvo que mudarse, no muy lejos, pero claramente no era su hogar. Casi cuarenta años más tarde, el pueblo Azulgrana vivió una jornada inolvidable ya que el 1 de julio de 2019 recuperó los terrenos que le pertenecieron y hubo fiesta en su barrio.

San Lorenzo fue volviendo de a poco a un lugar de donde nunca se fue. Por más que hubiesen otras edificaciones, los corazones azulgranas continuaban latiendo en un recinto donde no sólo el fútbol era maravilloso sino también donde había veladas de boxeo, diversos deportes, carnavales interminables y hasta recitales de gran magnitud a nivel local.

El polideportivo Roberto Pando, inaugurado en 2016, fue un paso para el regreso a Boedo. El resto era cuestión de tiempo. Metros cuadrados comprados por sus fieles hinchas. El apoyo de la gente, de los dirigentes, de los políticos, de los memorables socios que se pusieron al hombro la refundación. Todo tuvo su broche de oro cuando el domingo 1 de julio de 2019, se abrieron las puertas y todo eso volvió a ser del Ciclón que sopló más fuerte que cualquier empresa con origen en Francia.

Marcelo Tinelli junto al presidente, Matías Lammens. Vicentico, fanático Azulgrana cantando junto a su hijo en el escenario. Néstor en Bloque. Fuegos artificiales y miles de corazones latiendo como Cuervos felices por Avenida La Plata que volvió a lucir como en sus mejores épocas.

Un video con las imágenes del Papa. Francisco I, argentino y del Ciclón. La fiesta no podía ser de otra manera y sus hinchas lo saben. La vuelta es con el estadio. Una vez construido, habrá muchísimos motivos más para celebrar. Por lo pronto, el 1 de julio quedará en la historia del fútbol argentino como el día que San Lorenzo regresó a Boedo.