EXCURSIONISTAS 1 (3) – VILLA SAN CARLOS 0 (4): LA VILLA ASCENDIÓ EN LA CASA DEL VILLERO

El Celeste le puso un broche de oro a la temporada 2018/19 del fútbol argentino y consiguió el tercer ascenso de la Primera C tras derrotar por penales al Verde en Pampa y Miñones. Los porteños ganaron 1 a 0 en los 90 minutos y lograron igualar la serie aunque después no contaron con buena puntería desde los doce pasos dándole la gloria máxima a los de Berisso en pleno Bajo Belgrano.

Fue una final de dientes apretados, completamente distinta a la que se llevó a cabo la semana pasada en el Genacio Salice. La media hora inicial careció de emociones, se jugó realmente poco y hubo un sinfín de protagonistas en el piso. Hasta ese entonces los tiempos los manejaba Villa San Carlos que con el 3 a 2 de la ida se aseguraba el pasaje a la tercera división del fútbol argentino directamente afiliada a AFA.

Sin embargo Excursionistas reaccionó a tiempo y se convirtió en dueño del último cuarto del primer tiempo. Un disparo de Andrés Guzmán cayéndose se fue bien cerca del palo derecho de Nicolás Tauber y, a los 44 minutos, Nahuel Arias le sacó astillas al travesaño con un remate desde la puerta del área grande. El elenco de Jorge Antonio Vivaldo contrarrestó con muy poco. Tan sólo un par de ocasiones que dispuso Martín Ávalos, una que no vio a Matías Budiño quedando a mitad de camino sino hubiese sido una delicia para el nueve visitante, y la otra, fue una especie de volea que mandó por encima de travesaño tras un buen centro de Alexis Alegre.

El Celeste apostó a adelantar un poco sus líneas y presionar a su oponente en el arranque de la complementaria. Sin serias intenciones ofensivas, el juego debía pasar por evitar que el Verde pudiese arrimarse contra la retaguardia de Tauber. Sin embargo, los dirigidos por Gabriel Manzini encontraron la apertura del marcador a los 12 minutos cuando Miguel López capturó una pelota en el rectágnulo mayor tras un córner que no supo despejar la visita y con un fortísimo remate no perdonó a los de Berisso.

Con el 1 a 0, Excursionistas contó con algunas situaciones de pelota parada para liquidar el asunto. Una la ejecutó Arias sorprendiendo por lo bajo y se fue realmente cerca. La otra fue del ingresado, Agustín Curima, y así el ex Chacarita, Tauber, se vio obligado a volar para desarticular el remate al tiro de esquina. Villa San Carlos también dispuso de un tiro libre que disparó Alegre y encontró a Budiño descolocado. No obstante, el guardameta local a contrapierna supo desviar el intento.

Los minutos se fueron consumiendo en Pampa y Miñones y el 1 a 0 se transformó en un 3 a 3 global que derivó todo a la tanda de los penales. El primer en patear fue Diego Molina para el dueño de casa y el travesaño de Tauber devolvió el tiro. Alegre tuvo todo para poner en ventaja a la visita pero colgó el remate por encima del larguero. Después llegaron los goles de Damián Leyes, Matías Brianese, Miguel López, Ignacio Oroná, Lucas Reynoso, e Iván Massi. Hasta que llegó la quinta ejecución para los del «Hueso» Manzini y Arias la mandó afuera. Entonces, un histórico, uno que de ascensos con La Villa entendió bastante, tomó la lanza. Emmanuel Ávalo Piedrabuena se paró frente al esférico y no perdonó.

Excursionistas se quedó en el umbral del objetivo. Tenía todo listo para festejar en su casa pero la lotería de la pena máxima lo dejó con las manos vacías. Villa San Carlos perdió 1 a 0 en Pampa y Miñones pero después, desde los doce pasos, ganó 4 a 3. Y así cerró la temporada de fútbol global con el último ascenso. El Celeste ya es de la B Metropolitana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *