DEPORTIVO MERLO: A UNA DÉCADA DE SU GRAN ASCENSO AL NACIONAL B

Foto: @LANACION

Dio la nota, fue un batacazo. Aquella gélida noche del 30 de junio de 2009, cuando las promociones aún existían en el fútbol argentino, el Charro sorprendía a todos con un histórico ascenso al Nacional B tras derrotar al Milrayitas por 1 a 0 en Lomas de Zamora que envió a los del sur del Gran Buenos Aires otra vez a la B Metropolitana.

Existía una diferencia notable de nombres entre un plantel y otro, pero el hambre de gloria que poseía ese Deportivo Merlo fue difícil de encontrar en otro elenco. Los Andes padeció a un rival que lo sacó de la segunda categoría para empezar a codearse contra oponentes que jamás hubiese imaginado.

El Eduardo Gallardón era una olla en ebullición. La escuadra del oeste venía de sorprender a todos en el encuentro de ida con un triunfo por la mínima diferencia en cancha de Almagro. Lejos del José Manuel Moreno, los hombres de Felipe de la Riva hicieron de local en José Ingenieros, con un tanto de Pablo Rodríguez y la indiscutida figura de un tal Franco Armani. Cosas del periodismo moderno y elitista que olvidó aquél gran octogonal y promoción del actual arquero de River.

En la revancha, y con todo el público en contra, Deportivo Merlo volvió a cantar victoria. Un agónico tanto de Esteban Cassino cuando todo era un monólogo de Los Andes, le dio la tranquilidad al Charro que ya con el 2 a 0 global se sentía parte del Nacional B. Sólo hubo tiempo para el show de su entrenador, las expulsiones en el banco de suplentes visitante, y las dos rojas que sepultaron los sueños del Milrayitas que se quedó sin dos históricos como Alberto Yaqué y, el ex Racing, Walter Cáceres.

Pasaron 10 años de aquella helada noche del 30 de junio de 2009 en la cual se erigió como figura un tal Zelmar García pero donde también lucieron otros apellidos que empezaron a codearse contra grandes instituciones en el Nacional B. Así brillaban los Mauro Pajón, los Leonel García, los Gabriel Ferro, los Gastón Valés y los goles a futuro de Maximiliano Barreiro que fueron claves para mantenerse en la segunda división. Deportivo Merlo, a una década de su inolvidable ascenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *