ARGENTINA: A UN CUARTO DE SIGLO DEL DÓPING POSITIVO DE MARADONA

Foto: @Clarin

La noticia corrió el mundo pero faltaba la contra-prueba. En épocas donde no existían redes sociales, los noticieros de los canales de aire y aquellos que afortunadamente poseían cable, informaban que a Diego Armando Maradona le había dado un dóping positivo en pleno Mundial de Estados Unidos 1994.

Argentina había derrotado a Nigeria en el Foxboro Stadium de Boston en la tarde del sábado 25 de junio. Todas las familias frente al televisor gozaron no sólo del fin de semana sino también de los dos goles de Claudio Paul Caniggia ante los africanos y de la famosa asistencia del Pelusa en un tiro libre con sello de viveza criolla. Sin embargo, nadie imaginó que esa victoria sería un traspié durísimo.

La Albiceleste lideraba el grupo pero la noticia sacudió al plantel. El miércoles 29 se conoció que Maradona había consumido efedrina y que podía quedar fuera del Mundial en caso de confirmarse la sustancia prohibida en la contra-prueba que no torció para nada el informe inicial.

Hace exactamente 25 años, Argentina salió a la cancha sin su número diez que era sancionado por la FIFA y se quedaba sin jugar el resto de la Copa del Mundo. Esa tardenoche en Dallas, Bulgaria se cargaba a un equipo destrozado anímicamente por 2 a 0 con goles de Nasko Sirakov y un tal Hristo Stoichkov.

«Juro que no me drogué» dijo Maradona quien añadió «no corrí por la droga, corrí por el corazón y la camiseta». El Diez afirmaba a los periodistas que este dóping era el final de su carrera. Y si bien regresó para vestir los colores de Boca Juniors, fue la última función donde mejor le fue junto al Nápoli. Hace un cuarto de siglo, al Diego le cortaban las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *