COPA AMÉRICA 2019: VÉLEZ Y FLUMINENSE, UNA AMISTAD QUE EMPEZÓ SIMPLEMENTE POR SUS COLORES

El viaje en UBER desde Copacabana hasta el estadio Maracaná deja al periodista de Vermouth Deportivo en una avenida como todas las que rodean las canchas pero una pintada despierta la curiosidad de nuestro enviado a la Copa América de Brasil 2019. Los nombres de Fluminense y Vélez Sarsfield están escritos en un enorme mural que continúa un metro más adelante con los apodos de las hinchadas (Tricolor y La Pandilla).

Los argentinos y fanáticos del Fortín se acercan a ese «grafiti» y despliegan sus banderas para llevarse un recuerdo de una amistad que nació por una razón simple y precisa: los colores. Fluminense lleva en su escudo el rojo, verde y blanco igual que la casaca suplente del equipo de Liniers.

Nada es casualidad y el destino ayuda al periodista con dos brasileños que pasan caminando por los alrededores de ese templo mundial del fútbol pero con una particularidad: llevaban puesta la camiseta del Fortín. «Tenemos una gran amistad con la gente de Vélez. Fluminense y Vélez somos hermanos (sic). La buena relación nació por los colores, son los mismos que Fluminense. Fuimos muchas veces al José Amalfitani», cuenta uno de los cariocas mientras muestra la suplente con los colores de Italia y agrega: «Ambos somos tricolores. Es una amistad muy fuerte. Cuando Vélez tiene que viajar a Río de Janeiro los recibimos y cuando nos toca ir para allá ellos hacen lo mismo».

Con un asado de por medio y la buena vibra entre ambas parcialidades, los dos clubes demuestran una relación de amistad muy fuerte, simplemente por los colores. Algo tan simple y que solo puede lograr el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *