gtag('config', 'UA-63643000-1');

BRASIL 0 – VENEZUELA 0: LAS DUDASMEL TAMBIÉN SON BRASILERAS

Foto: CBF Oficial

Brasil no pudo romper el cero ante Venezuela en Salvador Bahía e inició la segunda fecha de la Copa América sumando un pálido empate. Al Scratch le faltó fluidez ofensiva, creó muy pocas situaciones nítidas y el juez Bascuñán le anuló dos conquistas a instancias del VAR, la segunda por posición adelantada muy difícil de percibir. La Vinotinto tuvo orden, entrega, y sigue en carrera pensando en la próxima fase.

Segunda presentación del anfitrión en esta Copa América 2019, discreto marco en el Arena Fonte Nova de Salvador para recibir a la Selección de Brasil en duelo ante su par de Venezuela. El Scratch, conducido por Tite, había goleado a Bolivia en el arranque mientras que la Vinotinto, dirigida por Rafael Dudamel, acarreaba una parda sin goles ante Perú.

Brasil tomó la iniciativa y abrió su ataque para lastimar por las bandas, sin embargo Venezuela se cerró bien y encontró en las actuaciones de los centrales Yordan Osorio y Mikel Villanueva mucha solidez. De todas formas el Scratch logró situaciones para abrir el score, David Neres le erró al arco muy cerca del mismo mientras que Wuilker Fariñez mostró credenciales desactivándole un shot a Richarlison.

Los Bolivarianos bancaron en campo propio a la espera de poder encajar alguna contra, y así fue como Yangel Herrera metió el centro que Salomón Rondón cabeceó apenitas ancho al hierro derecho de Alisson. Solo quedó tiempo para que Bascuñán anule una conquista de Firmino por infracción del delantero, sin necesidad de apoyarse en la tecnología.

Ya en el complemento la cosa se puso cuesta arriba para la Canarinha, que perdió fluidez y remató poco contra los tres hierros defendidos por Fariñez. Al cuarto de hora la primera polémica, Gabriel Jesús remató al arco y el rebote ubicó a Firmino, quien devolvió la pared para que el nueve convierta de derecha; festejo y locura local, arrancado de raíz por la consulta de Bascuñán al monitor del VAR. El juez advirtió, correctamente, que el rebote en Villanueva no habilitó a Firmino, claramente adelantado.

Con poco empuje continuó el local buscando la diana, logrando aproximaciones cada vez más espaciadas. En media hora Everton rompió la monotonía armando una gran jugada en el ingreso izquierdo del área, el de Gremio sacó centro atrás y Philippe Coutinho empujó la redonda a gol con Fariñez ya vencido. Misma posta: festejo, locural, y Bascuñán tocándose el auricular de la oreja. El juez chileno anuló la diana sin acercarse en el monitor, y la repetición oficial deja muchas más dudas que certezas.

Cuando Coutinho remata la pelota roza en Firmino, y aunque este toque no cambiaba en nada la trayectoria del balón reglamentariamente corresponde el fuera de juego. La cuestión es que no hay ninguna imagen, al menos entre las mostradas al público, que confirme que el delantero de Liverpool está inhabilitado, ya que parece en la misma línea que un segundo rival. Demasiado dudoso para la jerarquía del torneo, situaciones como esta le restan credibilidad al VAR.

Brasil no se repuso del golpe, y aunque acorraló al rival en los últimos minutos no atinó ningún tiro directo, más allá del cabezazo que Fernandinho lanzó realmente cerca. Venezuela hizo su negocio y sumó un merecido punto ante el local, otra muestra que la Vinotinto trabaja duro para ganar cada vez más competitividad.

Brasil se quedó con 4 puntos en la cima del Grupo A junto a Perú, con quien cerrará la Fase de Grupos el próximo sábado en San Pablo. Por su parte Venezuela buscará la clasificación el mismo día ante Bolivia en Belo Horizonte. Todo apretado, aunque la zona ya anuncia que meterá a uno de los dos mejores terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *