BRASIL 3 – BOLIVIA 0: SE RELAJÓ EN EL VAR

Foto: Lucas Figueiredo - CFB

Brasil era muy superior a Bolivia en la apertura de la Copa América pero le costaba imprimirlo en el score y el público paulista no dudó en manifestar descontento. Pero arrancando el complemento una mano de Jusino, marcada a Pitana por el VAR, terminó con el penal que Philippe Coutinho cambió por gol. La diana relajó al Scratch, que estiró de inmediato con el del Barcelona y terminó cantando el 3-0 definitivo vía Everton. La Canarinha va por la Copa.

Inmediatamente después de una simple y efectiva ceremonia de apertura saltaron al verde césped del legendario Morumbí de San Pablo las Selecciones Nacionales de Brasil y Bolivia para dar inicio oficial a la cuadragésimo sexta edición de la Copa América. El Scratch, local y principal favorito, se presentaba bajo la conducción de Tite y sin Neymar, pero con varias otras figuras. En tanto la Verde, dirigida por Eduardo Villegas, iba por la heroica con algunos de sus futbolistas más populares; Marcelo Martins, Fernando Saucedo, Marvin Bejarano y Alejandro Chumacero.

Brasil tardó segundos en adueñarse de la pelota y la inmediata respuesta de Carlos Lampe mano a mano con Roberto Firmino auguraba la diana local. Pero el gol estaba negado para la Canarinha, que con el correr de los minutos perdió precisión ofensiva aún sin ceder jamás la bocha. Con la cuenta en cero y algunos chiflidos cerró la primera mitad, Bolivia nunca se despegó de su libreto defensivo y pisó realmente poco el campo rival.

Pero más allá de su fútbol el Scratch terminó encontrando alivio antes de cumplirse el minuto en el complemento con la penetración por vértice derecho del área de Richarlison, quien sacó el centro que pegó en la mano del defensor Verde Adriano Jusino; Néstor Pitana dijo siga-siga pero enseguida fue advertido por el VAR, el juez argentino se acercó al monitor y terminó sancionado penal para Brasil.

Philippe Coutinho cruzó el derechazo a gol para concretar la primera diana en esta Copa América. Ganaba el local y la cosa no quedaba ahí, ya que dos minutos más tarde el picantísimo Richarlison volvió a desbordar por derecha jugando el centro que Coutinho cabeceó sin oposición contra el arco vacío. Doblete del de Barcelona para el 2-0.

Con dos goles en el bolso Brasil se relajó, Bolivia no cambió el libreto y la ventaja se le tornó irremontable. La Canarinha, vestida de blanco por primera vez en un torneo oficial desde 1950, terminó liquidando a cinco del cierre con un golazo del ingresado Everton; el delantero de Gremio dribleó hasta las puertas del área grande sacando el derechazo que explotó contra el ángulo superior izquierdo de Lampe. 3-0 y final.

Brasil lidera el Grupo A con 3 unidades, a la espera del juego de esta tarde entre Venezuela y Perú. El próximo martes el Scratch jugará ante la Vinotinto, mientras que Bolivia se medirá ante los Incas.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *