MUNDIAL SUB-20 | ECUADOR 1 – MÉXICO 0: LA TRI CANTA, Y «COREA POR ARGENTINA»

Foto: @FEFecuador

El famoso y viejo modelo mundialístico de 24 equipos le dio siempre la posibilidad a los mejores terceros de meterse en octavos de final. Por ejemplo, en Italia 90, aquél recordado seleccionado argentino de Carlos Salvador Bilardo evitó el papelón apelando a esas plazas. Y a ello apostará la Tri sudamericana que venció por 1 a 0 al combinado Azteca en la máxima competencia sub 20 pero quedó pendiente de otros resultados para ver si continúa con vida en el certamen.

Para el anteúltimo del grupo B se abrieron, en el origen de las llaves, dos oportunidades para quedar entre los 16 mejores elencos juveniles del globo terráqueo. Una de ellas ya quedó anulada puesto a que Polonia, con mejor diferencia de gol, le arrebatará el puesto. Así que la gran esperanza para Ecuador estará depositada en al menos un empate de Panamá contra Arabia Saudita pero también en lo que haga Argentina con Corea del Sur.

Si La Marea Roja no derrota a Arabia Saudita y la Albiceleste iguala con los asiáticos, los dirigidos por el viejo conocido y de industria nacional, Jorge Célico, estarán clasificados a octavos de final del Mundial Sub 20 que se desarrolla justamente en Polonia que también quedó en vísperas de otros encuentros.

La Tri hizo lo suyo frente al elenco Azteca que se despidió de la competencia con tres derrotas al hilo y un dolor de cabeza para Diego Ramírez y su cuerpo técnico. El temprano gol de Gonzalo Plata valió oro y le dio una bala más a los sudamericanos que se conformaron con el tanto del guayaquileño perteneciente a Independiente del Valle.

México dijo adiós a la Copa del Mundo Sub 20 sin poder ganarle a ninguno de sus rivales. Por el grupo B ya pasaron de fase Italia y Japón. Ecuador ganó 1 a 0 pero todavía no armó las valijas ya que esperará ansiosamente lo que suceda entre Panamá y Arabia Saudita. Si allí no ganan los centroamericanos por dos goles, el plantel de Célico estará coreando por Argentina para que haga lo suyo y les termine tendiendo una mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *