TIGRE: EXPECTATIVAS DE UNA FINAL ESPERADA

El Matador demostró ser el equipo sensación de este 2019 y su gente ni siquiera le reprochó el inevitable descenso a un plantel que dejó la piel en cada pelota para evitar la pérdida de categoría. La revancha la vivió en la Copa de la Superliga donde accedió a la final que se disputará el domingo en Córdoba y, ante la venta anticipada de entradas, una marea roja y azul invadió las calles de Victoria así como antes otros fanáticos saturaron el sitio web que vendía los tickets de manera virtual.

El cotejo decisivo para ver si Tigre consigue un título de Primera División se llevará a cabo en el Mario Alberto Kempes. Los organizadores le otorgaron el club del norte del Gran Buenos Aires toda una cabecera. El valor del ingreso popular se fijó en 850 pesos para sendos elencos. Así también, se ofertaron dos tipos de plateas que se agotaron en Ticketek pero no así en el José Dellagiovanna donde los precios irán aproximdamente desde los 1500 (pesos mil quinientos) hasta los 2200 (pesos dos mil doscientos).

Ni bien se dio a conocer que la continuidad de adquisición de boletos seguía por ventanilla en el José Dellagiovanna y no más de manera virtual, los hinchas del Matador empezaron a acampar sobre Guido Spano logrando incluso hasta una congestión de tránsito que obligó a vialidad un desvío de los trayectos normales.

Tigre volverá a jugar una final después de aquél fatídico desenlace contra el San Pablo del año 2012. De aquél episodio solamente quedan el entrenador, Néstor Raúl Gorosito, y el histórico mediocampista, Martín Galmarini. El domingo, ante Boca, tendrán la gran oportunidad de revancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *