BERAZATEGUI 2 – ARGENTINO (Q) 1: HABEMUS DESEMPATE Y ¿TAMBIÉN REDUCIDO?

Berazategui venció por 2 a 1 al campeón Argentino de Quilmes y gracias a los resultados que se arrojaron en los demás partidos, forzó a un desempate contra Sportivo Barracas para definir cuál de las dos escuadras desciende a la Primera D. En caso de que el Naranja se salve de la desdicha de perder la categoría, jugará el próximo reducido por el tercer ascenso a la B Metropolitana. Su rival sería Dock Sud.

En el Estadio Centenario de Quilmes Berazategui se jugaba todo por el todo ante el campeón de la divisional, Argentino de Quilmes. El Naranja necesitaba de una victoria para forzar un desempate o triangular. Para ello miraba de reojo los encuentros de sus rivales en la pelea por mantener la categoría: Sportivo Barracas visitando a Deportivo Merlo y San Martín de Burzaco haciendo lo propio ante Leandro Nicéforo Alem. En el arranque del cotejo avisó primero el Mate con un disparo de Ramón Borda desde afuera del área que controló en dos tiempos el golero Sebastián Hernández.

Luego el compromiso se emparejó y la urgencia del triunfo provocó que los de Marcelo Barrera comenzaran a dominar más las acciones del encuentro. En la primera de riesgo Bera llegó al primer grito de la tarde. Tiro de esquina desde el sector derecho de Ariel Rojas, un cabezazo en el punto penal que desvió la trayectoria del balón le quedó a Cristian Milla, que también de cabeza se encargó de inflar la red y poner el 1 a 0 parcial. Sin embargo sobre el cierre del primer tiempo el elenco quilmeño encontró la igualdad. Centro pasado de Borda para Rodrigo Marothi, que le pegó de lleno y metió un verdadero golazo y el 1-1 antes del descanso.

Ya en el complemento El Naranja salió con todo en búsqueda de la victoria. A los 7’ Sergio Sosa tras una gran jugada individual sacó un lindo remate bajo al ras del suelo que llamó a la intervención del portero Sebastián Moschini que se estiró bien para evitar la caída de su valla. Los de Pedro Monzón no estaban cómodos dentro del terreno de juego y casi que no tenían conexión para elaborar jugadas de peligro ante el guardameta Hernández. A los 20’ mediante un balón detenido llegó el segundo grito de la tarde para los de Barrera. Centro al corazón del área, alguien la peinó para atrás y Milla, atento a la acción, casi desde el piso empujó el esférico ante un Moschini que nada pudo hacer y puso el 2-1 transitorio.

La algarabía del público de Berazategui creció aún más cuando el Charro se puso en ventaja ante el Arrabalero. Los minutos finales del encuentro fueron de puro nerviosismo. Argentino de Quilmes, casi sin ideas fue con más empuje que con fútbol en búsqueda de amargarle la tarde a su clásico rival. Sin embargo el Naranja aguantó, hizo los deberes pero no contaba con la igualdad sobre el final de Sportivo Barracas ante Merlo. En consecuencia y con dichos resultados, habrá partido desempate entre ambos conjuntos para definir el descenso a la D. En caso de que el elenco de zona sur se salve, jugará el reducido ante Dock Sud.        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *