ALMAGRO 2 – GIMNASIA (MZA) 2: PASÓ EL TRICOLOR AUNQUE EL LOBO TAMBIÉN SE HAYA ESMERADO

La pelota volvió a dar nuevamente un show de esos que enaltecen al fútbol. No así el flojísimo arbitraje de Hernán Mastrángelo que impartió justicia en la noche de José Ingenieros con varios aspectos flojos en su referato. En ona contienda no apta para cardíacos, el Tricolor empató 2 a 2 con el Mens Sana, y aprovechó la ventaja deportiva para meterse en semifinales del Reducido del Nacional B.

Almagro prolongó su sueño de regresar a Primera División. La parda en Mendoza de la semana pasada había potenciado la llama de la ilusión para definir la serie en su casa, en el Estadio Tres de Febrero, y con su público. Sin embargo Gimnasia no se la hizo fácil al conjunto de Gastón Esmerado. Los de José María Bianco se esmeraron durante los noventa minutos del encuentro de vuelta para meter otro elenco cuyano en la definición del segundo pasaje a la Superliga.

Fueron los del «Chachua» quienes entendieron que no podían dejar correr el reloj y salieron decicidos a buscar el triunfo. Lucas Baldunciel puso a prueba a Horacio Ramírez con un remate desde afuera del área cuando todo arrancaba. El gol para el Lobo no tardó en llegar. Pasado el cuarto de hora Leandro Aguirre sacó un remate que se desvió en Maximiliano García, descolocó al guardameta, y abrió la cuenta en la gélida noche bonaerense.

Después del 1 a 0, empezó el show de Mastrángelo. El colegiado obvió un claro penal en favor del local y luego sancionó otro que Leonardo Acosta ejecutó con clase para emparejar el tanteador en José Ingenieros. Más tarde los fallos divididos se tornaron incomprensibles y el primer tiempo acabó con una pena máxima en favor de la visita que Patricio Cucchi culminó mandándola al fondo de la red para que el frío del otoño se transformase en un microclima bastante cálido contra la terna arbitral.

Almagro había hecho muy bien los deberes en la etapa inicial con tres oportunidades notables de Juan Manuel Martínez. El «Burrito», con pasado en Vélez Sarsfield y el Real Salt Lake de los Estados Unidos, exigió bastante a Tomás Giménez quien también desarticuló un majestuoso tiro libre de Damián Arce por encima del travesaño. No obstante, Gimnasia de Mendoza, con pasajes de buen fútbol y mucha sed de gloria, logró irse arriba al descanso soñando con meterse en semifinales del Reducido.

Los de Esmerado no tardaron en empatar el juego evitando así que el nerviosismo les consuma las ideas. A los 7 de la segunda parte, Joaquín Susvielles ganó de cabeza en el rectángulo mayor de la cueva Mens Sana y clavó el 2 a 2 que le daba tranquilidad al dueño de casa. Sin embargo, el Tricolor se replegó y el Lobo fue con todo a buscar ese tercer tanto que jamás llegó. Ramírez brilló, Cucchi no estuvo fino como en otros encuentros, y los del «Chachua», a pesar del desgaste, se retiraron con las manos vacías.

El 1 a 1 en Cuyo dejó la llave abierta. En José Ingenieros los dos elencos brindaron un partidazo. A Gimnasia de Mendoza el 2 a 2 lo eliminó con la frente en alto. Almagro, aprovechó la ventaja deportiva y se metió a cuatro escalones de volver a codearse con los rivales de la Primera División.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *